Monedero contribuye a la desinformación que el Gobierno persigue

El cofundador de Podemos emitió ayer en Twitter una “fake news” en la que atacaba a Antena 3 y poco después borró su comentario porque llamaba a “engaño”

Juan Carlos Monedero, politico". © Luis Díaz. 8/3/19LUIS DIAZ

Justo ayer, el cofundador de Podemos, Juan Carlos Monedero emitió un tuit que resultó ser una “fake news”. Su valoración sirve de ejemplo para explicar la nueva orden ministerial que el Gobierno ha aprobado para luchar contra la desinformación en los medios, plataformas y redes sociales.

Monedero difundía un mensaje a través de Twitter en el que acusaba a Antena 3 de “silenciar” los datos de la Covid-19 en Madrid al no incluir la cadena de televisión en el ranking nacional de incidencia acumulada en la comunidad de Madrid en los últimos 14 días. Sin embargo, la cadena emitió una lista con las doce primeras comunidades con incidencia mayor del virus, por lo que no aparecía Madrid, pero tampoco, Asturias o Galicia que a día de hoy cuentan con un número menor de casos por cada 100.000 habitantes que Melilla o Navarra, por ejemplo.

En el tuit, Monedero se preguntaba si los periodistas de Antena 3 “no se mueren de vergüenza” a los que "les obligan a silenciar los datos de Covid en Madrid?

Tuit de Juan Carlos Monedero en el que acusaba a Antena 3 de silenciar los datos de coronavirus de la Comunidad de Madridtwitter

Poco después, el cofundador de Podemos se dio cuenta de que en la información se hablaba de un ránking y se vio obligado a rectificar. Incluso, llegó a borrar el citado tuit, la “fake news”. Según explicó, “cuando un tuit llama a engaño, se quita”. “En Madrid, las cifras de muertos por COVID de un mismo día varían. Se anuncian unos días unas y se incrementan más tarde ese mismo día”. Para rematar, lejos de pedir disculpas a la cadena, aseguró que Antena 3 “no es ni neutral ni objetiva” con la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso. “Pero ninguna colaboración con el ruido”, se defendió.

Precisamente, hoy, el Gobierno ha publicado en el BOE una norma organizativa con la que pretende detectar campañas que puedan conllevar a la desinformación y los bulos y que puedan interferir o influir en los ciudadanos.