¿Profético Sanders?

Evan VucciAP

El lamentable espectáculo postelectoral en EEUU requiere de una explicación. En el origen de la polémica está la posibilidad de poder escrutar votos llegados con posterioridad al cierre de los colegios. Sin duda, tras lo sucedido deberá ser revisada la regulación electoral, que ya tuvo un precedente en la campaña de 2000, cuando fue elegido Presidente George Bush jr. frente a Al Gore. Ahora, aquel suceso se ha desbordado ante el aluvión de acciones legales interpuestas contra los recuentos «sospechosos» en diversos estados, con incluso denuncias de existir más votos que electores inscritos en el censo de alguno de ellos.

Una primera reflexión es que, siendo los españoles tan poco dados a reconocer tantas cosas que hacemos bien, vemos ahora que nuestro sistema electoral es garantista y –aunque susceptible de mejora– también eficaz.

En una elección igualada como la actual entre Trump y Biden, y en un país tan polarizado, esto era tan previsible como que conocemos ahora una entrevista del candidato multimillonario Sanders, del ala radical demócrata y derrotado en las primarias de su partido, en las que «profetizaba» al milímetro lo sucedido.

Es todo tan desconcertante que, por el bien de todos, hay que dejar que la justicia aclare lo sucedido y resulte electo un presidente sin sombra de duda. Son públicas y conocidas las referencias de Trump a un poder en la sombra –deep state– como para que se haga la luz en la democracia más poderosa del planeta. Para bien de todos.