El apoyo de Bildu a los Presupuestos provoca náuseas al presidente de Extremadura

Guillermo Fernández Vara asegura que depender de los votos de Otegi le provoca una “sensación muy dolorosa” y de “fracaso como país”

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández VaraServicio Ilustrado (Automático) JUNTA DE EXTREMADURA

El movimiento político de la jornada, el anuncio de Arnaldo Otegi de que EH Bildu votará “sí” a los Presupuestos Generales del Estado ha provoca un aluvión de reacciones por lo decisivo que se antoja para la aprobación de las cuentas públicas. Aunque Ciudadanos haya confirmado que no se levantará de la mesa de negociación y apueste por aguantar el envite de los abertzales y Unidas Podemos para sacarle de la “foto”, lo cierto es que las cartas se van poniendo ya sobre la mesa, en una jugada en la que parece que la mano la tiene ganada la mayoría de la investidura.

En la línea con lo que publicaba hoy este diario, varios son los dirigentes territoriales socialistas que claman contra unos Presupuestos negociados a “cualquier precio”, el presidente de Extremadura ha elevado hoy el tono en su cuenta de Twitter para publicar un mensaje que rezuma dolor y una profunda crítica al Gobierno de Pedro Sánchez y los partidos de la oposición, por ser incapaces de mantener el cordón sanitario sobre EH Bildu que hasta hace escasos meses estaba vigente. Guillermo Fernández Vara llega a reconocer que, en lo personal, tendrá que “acudir a la farmacia a buscar una antiemético”, un medicamento que tiene como objeto frenar las náuseas y los vómitos.

En su tuit, Fernández Vara, que ostenta también un cargo en la dirección del PSOE de Pedro Sánchez como presidente del Consejo de Política Federal, lamenta que el dirigente abertzale vinculado a ETA Arnaldo Otegi sea “clave para decidir” los Presupuestos de un Estado que “combatió desde un grupo terrorista”. Una eventualidad que le provoca una “sensación muy dolorosa” porque supone “un fracaso como país, por no ser capaces de que sean irrelevantes”. A continuación, el presidente de Extremadura sí valora que es positivo que “estén en las instituciones antes que matando”, pero recupera “la memoria de las víctimas de ETA” para asegurar que éstas “no se merecen que sean relevantes en nuestras vidas. Es un fracaso colectivo”, asevera.

Fernández Vara sí recuerda que al brazo político de la banda se le pidió “que participaran de la democracia como único camino y lo acabaron haciendo”, pero asegura que “nunca imaginó” que la incapacidad de la política española para llegar a acuerdos les acabaran haciendo “importantes”. El presidente de Extremadura se suma así a otros dirigentes socialistas que no ven con buenos ojos la vía de los partidos independentistas para sacar adelante los Presupuestos y que prefieren que se priorice a Ciudadanos en la negociación. En contraposición a este sentir de los socialistas, se sitúa el de Unidas Podemos, la otra pata de la coalición, en la que se felicitan de haber allanado el camino hacia la mayoría de la investidura.