El juez del “caso Villarejo” propone juzgar al ex comisario de Barajas

Considera que puede haber cometido un delito de cohecho y otro contra los derechos de los ciudadanos extranjeros

El ex comisario de Barajas Carlos Salamanca, en una imagen de archivo tras declarar en la Audiencia en 2014

El juez que investiga en la Audiencia Nacional el caso Villarejo, Manuel García Castellón, ha propuesto juzgar al ex comisario del Aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, y al empresario Francisco Menéndez Rubio en una de las piezas del “caso Tándem”. según conta en un auto de 10 de noviembre, al que ha tenido acceso LA RAZÓN.

En la resolución el juez destaca que la empresa del empresario, Framen Consultores y Asesores “habría ocultado a la Hacienda Pública los rendimientos realmente obtenidos en su actividad, consistentes en la realización de gestiones por encargo o por cuenta propia de terceras personas”.

En concreto, se facturan servicios con la Compañía Nacional de Petróleo de Guinea Ecuatorial, Geoex International Limited, BHP Engineering Construction, Falconara Limited, entre otras. Y las sumas por dichos servicios fueron de 18,5 millones en 2011 y 2,6 millones en 2012. Igualmente constan otras facturas a empresas residentes en España por un valor de 274.270 euros en 2011.

Delito de cohecho

Respecto de Carlos Salamanca Vilches el juez considera que ha cometido un delito de cohecho y otro contra los derechos de los ciudadanos extranjeros por haber recibido regalos, como por ejemplo viajes o coches de alta gama. Sobre Menéndez Rubio ve también un delito de cohecho, otro contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y cuatro delitos contra la Hacienda Pública.

Según el juez, Menéndez Rubio colaboró con sus clientes ecuatoguineanos para que estos llevaran a cabo sus negocios “ilícitos” en España, de los que habría recibido a través de la mercantil Framen Consultores y Asesores las cantidades señaladas, con facturas que se consideran “irreales”.

Así, este empresario actuó como “cortafuegos para enmascarar el origen del dinero procedente de sus socios guineanos”. Y para hacer esta labor, siempre según el auto, Fernández Rubio se reunió con el jefe del puesto fronterizo del aeropuerto Madrid- Barajas, Carlos Salamanca, quien el 20 de junio de 2016 fue nombrado jefe de la unidad central de fronteras, dependiente de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras.