Casado exige al Gobierno que explique qué ha pactado con ERC y EH Bildu en los PGE

El líder del PP asegura que las cuentas llevan el “sello” de los socios de Sánchez y advierte: “O hay futuro para España o para su Gobierno”

Pablo Casado ha defendido la enmienda a la totalidad del PP a los Presupuestos Generales del Estado advirtiendo de que las se trata de unos “Presupuestos suicidas” para la recuperación y que será la tercera vez que el PSOE dejará una “monumental crisis económica” en España.

El líder de los populares se dirigió en reiteradas ocasiones al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez a quien afeó que tramite unas cuentas públicas “a uña de caballo”, saltándose todos los plazos y por haberlos convertido en una “subasta en la que todo el mundo pujaba por su partida porque todos saben que usted siempre da más".

Cargó contra la definición que hizo la ministra de Hacienda sobre las cuentas públicas que han llevado al Congreso. “Señora Montero, decir que estos son Presupuestos de país cuando traen el sello de Bildu y de ERC, y del partido más radical que forma parte de un Gobierno de la Unión Europea como Podemos, creo que no es la mejor definición”, dijo Casado.

Por ello, exigió al Ejecutivo saber qué es lo que ha pactado con sus socios y aliados de Gobierno, más aún cuando, los asesinos de Alberto Jiménez Becerril y su mujer Ascen- han sido acercados a las prisiones vascas. “¿Por qué presenta con sus socios los Presupuestos Generales del Estado?".

Casado denunció que el Ejecutivo no ha tenido en “ningún momento” intención de pactar las cuentas públicas con el PP después de que su formación lo propuso en varias ocasiones. "Han preferido el “clientelismo” y el “electoralismo ideológico”, pactar con los que quieren destruir España. “Hay un conflicto evidente entre su interés y el de España. O hay futuro para España o para su Gobierno”, señaló.

Tildó a la ministra de Economía, Nadia Calviño como la “doctora Simón económica”, y auguró que estas cuentas traerán deuda, desempleo, déficit, despilfarro y más impuestos. Estos presupuestos están destinados para “cubrir partidas de enchufismo” con un 10% para altos cargos, 777 eventuales a disposición de la maquinaria propagandística del Gobierno. Consideró que hay que salir adelante, pero “no con propuestas demagógicas”. Se mostró seguro de que “hay luz al final del túnel” y apostó por dar seguridad y confianza sin “hipotecar el futuro de nuestros padres e hijos.

De la crisis sanitaria a la económica

Casado también se refirió a la crisis sanitaria, cargó contra la “incompetencia” en la gestión del Ejecutivo al frente de la pandemia y aseguró que el PP no entiende la razón por la que Sánchez “no se pone al frente de esta segunda oleada”, ni por qué “sigue parapetado en las comunidades autónomas y no ha dado explicaciones por el estado de alarma”. Más acudir a las Cortes y menos “homilías dominicales”, le espetó. Además, acusó a Sánchez de mentir ocultando alertas, con el comité de expertos que no existen o con las mascarillas. “Hasta hace unas horas decían que las mascarillas no podían tener el IVA reducido porque prevaricarían y se lo guardan para un corte de telediario, seis meses después de que la UE lo permitiera”, criticó Casado.

Además, defendió que el Gobierno es una “alarma” para el Estado, les acusó de intentar “tomar al asalto la independencia judicial”, la libertad de expresión con el “Ministerio de la verdad” o de llevar a cabo un “revisionismo histórico”, y censuró Ley Celaa. “La libertad solo asusta cuando se pierde la costumbre de utilizarla, no sé si es lo que ustedes están planteando”, indicó Casado al tiempo que destacó que Sánchez no se planteaba pactar con el PP para no acabar como el Pasok, pero le advirtió: “Ojo no acabe como Varoufakis”.

La ministra de Hacienda garantizó a Pablo Casado que no se aplicarán las políticas económicas del PP porque “ni sirvieron en el pasado ni sirven en esta crisis”, subrayó. Consideró que el PP lo que hace es “anti política”.

Ya en el turno de réplica, el líder del PP tildó de “vergüenza y espectáculo” la intervención de la ministra de Hacienda y aseguró que la “recuperación” llegará cuando “Montero y Sánchez pierdan su empleo”.