El Ejército monta un campamento para 800 inmigrantes en Canarias

Cede un antiguo polvorín ante la incesante llegada de embarcaciones. Son ya cuatro las instalaciones cedidas por Defensa en las islas

Militares del Ejército de Tierra durante la instalación del campamentoEjército de TierraEFE

La presión migratoria que sufren las islas Canarias, sobre todo Las Palmas de Gran Canaria, es tal que ha desbordado a las autoridades, sobrepasadas por la incesante llegada de embarcaciones. En lo que va de año han arribado a sus costas más de 15.000 personas, de las que más de 2.100 lo hicieron el pasado fin de semana. Por este motivo, el Ministerio de Defensa ha cedido otra de sus instalaciones en desuso para albergarlos. Se trata del antiguo polvorín de “Barranco Seco”, en Las Palmas, donde el Ejército ha montado un campamento con 23 tiendas y capacidad para 800 personas.

Así lo ha confirmado el Departamento que dirige Margarita Robles, que apunta que la instalación del campamento ha corrido a cargo de los efectivos de la Brigada “Canarias” XVI del Ejercito de Tierra. Se trata, explican, de unas instalaciones cedidas al Ministerio del Interior “para dar soluciones a la situación en Arguineguín (Gran Canaria)”, donde el campamento de Cruz Roja en el puerto se encuentra en una situación crítica.

Campamento para inmigrantes montado por el Ejército en el antiguo polvorín de "Barranco Seco"Ejército de Tierra

Esta nueva cesión de instalaciones es la cuarta que lleva a cabo Defensa ante el elevado número de migrantes que llegan a las costas Canarias. Una situación que llevó al presidente canario, Ángel Víctor Torres, a solicitar al Gobierno esos acuartelamientos ante la presión y que incluso llevó al Senado a aprobar una moción en la que instaba al Gobierno a ceder instalaciones militares que están en desuso para poder “atender a la llegada de manera digna de los inmigrantes”.

En concreto, además del polvorín, las Fuerzas Armadas han cedido hasta ahora el Acuartelamiento de “Las Canteras”, en La Laguna (Tenerife), el de "El Matorral (Fuerteventura) y las antiguas instalaciones del Regimiento “Canarias” 50 en Las Palmas de Gran Canaria.