Sánchez, recibido con abucheos en Navarra tras el “sí” de Bildu

El presidente del Gobierno ha criticado los “enfrentamientos políticos estériles” en relación a la polémica por los Presupuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sigue su ronda de contactos con los presidentes autonómicos para explicar el plan de fondos europeos para combatir los efectos de la Covid-19. En pleno terremoto por el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos, el jefe del Ejecutivo se ha trasladado hoy a Navarra, donde los abertzales fueron también decisivos con su abstención para que la socialista María Chivite llegara al Gobierno foral. Sánchez ha sido recibido con abucheos a su llegada al palacio de congresos Baluarte de Pamplona. Esto, a pesar de que es el primer presidente del Gobierno que visita la sede de la Presidencia de Navarra desde 1952. "Va a ser sencillo romper esa dinámica a veces absurda de no estar presente en los territorios”, ha defendido, al tiempo que aseguraba que “cuando se está presente en los territorios se reivindica algo fundamental, que es la rica diversidad territorial de nuestro país”.

En clave meramente presupuestaria, Sánchez ha defendido los pasos que está dando el Ejecutivo, a pesar de la polémica generada, asegurando que lo importante es que las cuentas salgan adelante “en el menor plazo posible”, más allá del “cortoplacismo, las tácticas y los enfrentamientos políticos estériles”. “Ayer sucedió algo muy importante, que no veíamos desde hace dos años en las Cortes Generales. Los nuevos Presupuestos Generales del Estado del Gobierno han superado en el Congreso las enmiendas a la totalidad. Por tanto, entre avanzar o quedarnos como estamos, el Congreso de los Diputados da un paso y decide avanzar. Y con ello España dice adiós por fin al pasado y abre la puerta definitivamente a un futuro de estabilidad y de progreso”, ha reivindicado. En Moncloa consideran clave este hito porque garantiza que se podrá agotar la legislatura.