El Gobierno carga contra la “irresponsabilidad absoluta” del PP para desviar el foco del apoyo de Bildu

Calvo asegura que la formación de Casado también ha pactado con los abertzales y hace circular ahora “argumentos trileros” para fomentar una “inestabilidad insoportable"

La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, durante la segunda parte del pleno de Debate de totalidad del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2021, en el Congreso de los Diputados, Madrid, (España), a 11 de noviembre de 2020. El Gobierno de coalición afronta desde hoy el primer examen parlamentario de su proyecto de PGE 2021, y lo hace con la tranquilidad de una mayoría más amplia que la de la investidura del presidente del Gobierno. Eso sí, esta vez solo se trata de tramitar las cuentas y mantener abierta la vía de la negociación, y la fase definitiva, donde habrá que aprobarlos, será a finales de mes.EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL Europa Press

El Gobierno ha intentado hoy desviar el foco del apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) atacando al principal partido de la oposición. La polémica por el “sí” explicitado el pasado miércoles por Arnaldo Otegi se está dilatando en el tiempo y ha resucitado el cisma interno que palpita en el seno de Moncloa y del Partido Socialista. Para intentar distraer la atención de esta cuestión, desde el Ejecutivo han recurrido a una vieja maniobra: culpabilizar al PP de su decisión de echarse en brazos de los partidos independentistas. Sin embargo, en esta ocasión, el Gobierno tiene la opción de pactar las cuentas públicas con Ciudadanos como alternativa al bloque de la investidura y la formación de Pablo Casado no tiene responsabilidad alguna en el camino que acabe transitando Moncloa.

La vicepresidenta primera del Ejecutivo, Carmen Calvo, ha emitido un mensaje grabado esta mañana desde Ferraz en el que reivindica la necesidad de aprobar unas nuevas cuentas, porque nuestro país lleva con unos presupuestos prorrogados desde 2018, “unos presupuestos de la derecha que perdió las elecciones”. Calvo recuerda que el Gobierno “ha abierto la posibilidad de pactar con todos los partidos” y algunos han “respondido a la llamada de coordinación y unidad”, una forma de blanquear el apoyo abertzale. Por contra, otras formaciones no lo han hecho, es el caso del PP, “que ha llegado a acuerdos con Bildu y con Vox y que no puede estar en una posición de irresponsabilidad tan absoluta”.

La vicepresidenta ha acusado al principal partido de la oposición de no querer que haya Presupuestos porque, “cuando el PP pierde las elecciones y no gobierna, establece líneas de inestabilidad insoportables para un país que pasa por una crisis muy grave”, ha destacado. En este sentido, Calvo ha hecho una llamada a la “responsabilidad y la unidad” y ha calificado de “argumentos trileros” los que hacen “circular por parte de la derecha”, en alusión a sus pactos con formaciones independentistas y abertzales, “que no tienen que ver con la realidad política ni con el futuro”.