Estos son los 12 miembros del PSOE que ETA mató

Hace tan solo doce años la banda criminal asesinaba a un concejal socialista. Hoy, el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos pactan los Presupuestos Generales del Estado

Han pasado solo doce años desde que la banda terrorista ETA matara a un miembro del PSOE. Era Isaías Carrasco, concejal de Mondragón. Recibió cinco disparos a solo dos días de que se celebraran las elecciones generales del 9 de marzo de 2008 en España. Se encontraba en su localidad, en el portal de su casa, su mujer y su hija se encontraban en ese momento en el interior del domicilio.

Noviembre de 2020. El Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos pactan con los cinco diputados de EH Bildu -partido cuyo máximo dirigente no ha condenado el terrorismo- su apoyo a los Presupuesto Generales del Estado, la ley más importante del país. Esta actitud ha sido reprobada públicamente por varios colectivos de la sociedad, empezando por los familiares de los asesinados por ETA, hasta una inmensa mayoría del socialismo histórico que ha salido ya públicamente a censurar cualquier tipo de acuerdo con la izquierda abertzale. “Los socialistas olvidan que no han realizado ni la más mínima crítica a su pasado criminal”, lamentan.

Hace 41 años, ETA asesinaba por primera vez a un militante socialista. Era octubre de 1979. Fue la primera víctima mortal de la banda terrorista ETA tras la aprobación en referéndum, dos días antes, del Estatuto de Autonomía. Germán González López era afiliado a la Unión General de Trabajadores (UGT) y militante del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), y fue tiroteado a bocajarro cuando descendía de su vehículo, en la localidad guipuzcoana de Villarreal de Urretxua.

El senador Enrique Casas, secretario de Organización del PSE fue asesinado por la banda criminal en 1984 en la puerta de su casa. Su asesinato se cometió en plena campaña electoral, a tres días de las elecciones al Parlamento Vasco en las que el socialista era cabeza de lista por Guipúzcoa.

Vicente Gajate era policía municipal en Rentería, militaba en el PSOE y fue asesinado también en el 1984. Tenía 34 años y dos hijos. A la salida de su trabajo, dos terroristas le esperaban y le mataron a tiros. Recibió dos impactos de bala en la cabeza y en la garganta.

1986. ETA va a por el histórico dirigente socialista guipuzcoano Fernando Múgica. Se encontraba cerca de su despacho cuando le flanquearon dos pistoleros de ETA. Murió al instante tras un disparo en la nuca. Su hijo Jose María Múgica se encontraba cerca de él. Oyó el disparo y echó a correr en dirección a su padre. De camino se encontró con los terroristas, que le encañonaron.

Francisco Tomás y Valiente. Ex presidente del Tribunal Constitucional. Fue asesinado en 1996 por la banda terrorista en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid. El criminal es Jon Bienzobas Arretxe, quien le asesinó con tres disparos. Estaba casado, tenía cuatro hijos.

En el año 2000, los etarras se saldaron la vida de otros tres socialistas. Fernando Buesa, portavoz del PSOE en el País Vasco en el Parlamento, acababa de dejar a su hijo en el colegio. Se encontraba junto a su escolta cuando una fuerte explosión acabó con sus vidas. El coche bomba estaba cargado con 25 kilos de explosivos y de metralla compuesta por bolas metálicas. En julio, ETA acababa con la vida del ex gobernador civil de Guipúzcoa y del PSOE, Juan María Jáuregui. Tenía 44 años, estaba casado y tenía una hija. Se encontraba de vacaciones en el País Vasco cunado recibió dos disparos en la nuca mientras que se encontraba sentado en una terraza junto a una periodista. Noviembre del 2000. Ernest Lluch, político del PSC, ex ministro de Sanidad y de Consumo en el Gobierno de Felipe González, se encontraba en el garaje de su domicilio, en la Avenida de Chile de Barcelona. Recibió dos tiros en la cabeza; uno de los cuales le entró por el cuello y el otro por la sien, alcanzándole el cerebro.

En 2001 la banda asesinaba a tiros a Froilán Elespe, concejal socialista en el Ayuntamiento de Lasarte. Justo un año después, fue Juan Priede, concejal del PSE en Orio, el que murió a manos de los terroristas.

Joseba Pagazaurtundua, exjefe de la Policía Local de Andoáin y militante del PSE, fue asesinado en febrero de 2003. Estaba casado y tenía dos hijos. Se encontraba de baja laboral cuando fue asesinado por un comando de ETA en un bar. Sufrió cuatro disparos a bocajarro en la cabeza, en el hombro y en el estómago.