Iglesias tensa la cuerda con Exteriores

Tras su encuentro en Bolivia con el Canciller venezolano, el vicepresidente pide un referéndum “libre, limpio e imparcial” en el Sahara Occidental

Poco tiempo ha tardado el vicepresidente Iglesias en volver a salirse del guion marcado por el conjunto del Gobierno en lo que ha política exterior se refiere tras su fugaz (y no por ello menos molesto para Exteriores) encuentro con el jefe de la diplomacia venezolana, Jorge Arreaza, durante la toma de posesión en Bolivia del nuevo Presidente Arce.

En pleno conflicto en el paso fronterizo de El Garguerat, el líder del Podemos recordó en Twitter la postura oficial de naciones unidas sobre el Sahara Occidental:

Fuentes diplomáticas consultadas por LA RAZÓN coinciden en valorar la toma de posición del vicepresidente como una salida de tono incómoda, pero subrayan que se trata de una opinión mucho menos incendiaria que las que Podemos solía tomar en todo lo relacionado con el conflicto del Sahara Occidental.

El Sahara Occidental cuenta con un importante apoyo de asociaciones en nuestro país y de hecho más de 90 entidades exigieron ayer lunes al Gobierno que “asuma su responsabilidad como potencia administradora del Sáhara Occidental” y medie en el conflicto provocado por la crisis en Guerguerat, donde la semana pasada el ejército marroquí entró en una zona desmilitarizada controlada por el Frente Polisario para disolver una protesta.

En un manifiesto hecho público ayer, las entidades reclamaron al Ejecutivo que “realice los esfuerzos necesarios para que se ponga en marcha, de forma definitiva, lo que se prevé en los acuerdos de paz vigentes” entre Marruecos y el Sáhara. Podemos ha secundado tradicionalmente este tipo de manifestaciones pero su entrada en el Gobierno ha propiciado que la intensidad de las protestas baje de temperatura y, salvo una excepción el pasado mes de febrero, no se han vuelto a producir pasos en falso serios.

Es preciso recordar que España es oficialmente aliada de la posición marroquí en el conflicto. Hoy mismo, el rey Mohamed VI de Marruecos aseguró que su país sigue “comprometido con el alto el fuego” en el Sáhara Occidental, que el Frente Polisario dio por roto el pasado sábado, pero advirtió de que “reaccionará con la mayor severidad a toda amenaza contra su seguridad”. Mohamed VI hizo estos comentarios en una entrevista telefónica con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, según un comunicado del Gabinete Real marroquí.