Casado asegura que el PSOE no necesitaba el pacto con Bildu y que desde entonces no hay novedad sobre la renovación del CGPJ

Defiende que en su discurso de la moción de censura de Vox no hizo ningún “ataque personal” contra Abascal

El líder dle PP, Pablo Casado en un acto del partido el pasado lunesTONI GALANEFE

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado que, tras el pacto de los socialistas con EH Bildu para aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) “no hay novedad” en lo que a la renovación del CGPJ. En una entrevista en el Programa de Ana Rosa, Casado, ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez que cumpla con lo que pide Europa y despolitice la justicia porque, indicó, éste es uno de los requisitos para recibir los fondos europeos para la recuperación.

Además, recalcó que el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, ha respondido a su carta del pasado 15 de octubre sobre la reforma del poder judicial vinculando la independencia del Gobierno de los jueces con políticas europeas como los fondos de recuperación por la crisis de la pandemia. Después de que Polonia y Hungría hayan bloqueado el fondo de recuperación europeo, ha subrayado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez también está impulsando reformas como la de la Ley del Poder Judicial, la “Ley Celaá” o un “Ministerio de la Verdad” que dirá de qué tienen que informar los medios o de qué se puede opinar en Twitter y destacó que esas normas pueden ser “cuestionadas” en Europa y condicionar la recepción de ayudas.

Recordó que el portavoz de Justicia ya expresó sus reservas sobre la proposición de reforma de la elección del Consejo General del Poder Judicial en España y consideró que la paralización era un paso en la buena dirección y destacó que el CGPJ debía evitar la percepción de vulnerabilidad a la politización, que al menos la mitad de sus miembros deben ser jueces elegidos por sus pares. Y que las reformas que afecten a los Consejos Judiciales han de consultarse con todas las partes interesadas, incluida la Comisión de Venecia, y han de tener en cuenta las normas europeas.

Casado destacó que tanto PP como Cs han sido “responsables” en cuanto a las cuentas públicas se refiere, sin embargo, criticó, Sánchez, “ha elegido a Bildu”, “cruzando una línea roja muy peligrosa” porque “no es un partido homologable” y, además, advirtió de que lo hace porque quiere porque, “en este caso no necesita sus votos” para sacar adelante el proyecto de Presupuestos. También manifestó su “respeto” por la posición que está manteniendo la presidenta de Cs, Inés Arrimadas retando a Sánchez y obligándole a decidir. Aunque, lamentó que Sánchez ya haya elegido con quien pactar.

Ruptura con Vox

Sobre el apoyo de Vox a presupuestos en autonomías del PP, Casado ha restado importancia al rol determinante de los de Abascal en Andalucía, Madrid o Murcia y ante las condiciones que imponen subrayó que “ellos verán” porque, subrayó, los populares no están pendientes de introducir temas ideológicos en las cuentas públicas. “Ellos verán si quieren votar en contra de un presupuesto que baja impuestos”.

En cuanto a la ruptura que escenificó el líder del PP en la moción de censura de Vox y la dureza con que se dirigió a Abascal con un discurso donde introdujo alusiones personales al líder de Vox Casado ha negado la mayor y ha asegurado que él no apeló a temas personales porque es algo que “nunca hace” igual que nunca se refiere a la casa de Galapagar de Pablo Iglesias o a la mujer de Pedro Sánchez. Afirmó que la moción de Vox iba contra el PP y buscaba generar problemas y “polarizar”, y defendió que no ese no era el momento de centrarse en aspectos ideológicos. “Ahora el debate es entre demócratas y populistas. Lo que le dije a Vox es que está polarizando” y subrayó que el PP está “a otras cosas, las que les importan a los españoles”, al tiempo que subrayó que lo que le dijo era la verdad, que Abascal trabajó durante 15 años en el Partido Popular.