Casado a Sánchez: “¿Se imagina a Biden pactando con los terroristas del 11-S?”

Sánchez elude responder a los ataques del PP sobre el apoyo de Bildu y acusa a los populares de abonarse a la “política trumpista”. El líder del PP le advierte de que su pacto con los de Otegi “le perseguirá toda la vida”

La sesión de control al Gobierno en el Congreso estuvo monopolizada por al apoyo de Bildu a los Presupuestos. La diputada del PP, Teresa Jiménez Becerril bajó de su escaño para sentarse más cerca de Pablo Casado; quería escuchar de cerca la pregunta que el líder de los populares iba a hacerle a Sánchez sobre el acercamiento de los asesinos de su hermano y su cuñada. Pero, sobre todo, quería conocer la respuesta de Sánchez, aunque se quedó sin ella porque no respondió.

“El mismo día que se negociaban los presupuestos con Bildu, usted se lo pagó acercando a los asesinos de mis compañeros Jiménez Becerril”. El líder de los populares recordaba así los hechos consumados del pacto PSOE-Bildu y el crímen que la banda terrorista cometió contra el edil sevillano y su mujer. "Le dispararon cuando volvía con su mujer a casa. Ella empezó a gritar y también la mataron”, dejando huérfanos a tres niños que tuvo que cuidar su tía Teresa. “Le pido que le mire a los ojos y le dé una explicación”, le espetó. Casado subrayó que ese día, los terroristas brindaron con sidra y “nunca pidieron perdón”. Como Bildu, de quien recordó que es un partido que actuaba marcando los objetivos de los terroristas, como ocurrió con el concejal de Batasuna que indicó las rutinas del concejal de Ermua secuestrado y asesinado, Miguel Ángel Blanco.

ETA asesinó a más de 850 personas de las cuales 27 eran políticos del PP y 12 del PSOE. “Por eso hay socialistas que a los que les causa nauseas" los pactos con Bildu al tiempo que le echó en cara que Sánchez los considere como “un gran paso para la democracia” el hecho de que los de Otegi vayan "a dirigir el Estado y a tumbar el régimen”. Ya dijo Pagaza que “harán cosas que nos helaran la sangre”. Casado le recriminó a Sánchez su pacto con la Bildu y le preguntó: “¿Se imagina a Macron pactando a con los de Bataclan y a Biden con los terroristas del 11-S?. Usted lo ha hecho con los de Hipercor y con los de Vic, sin necesitar sus votos”

También, Casado destacó quién es el socio que ha elegido para esos pactos: el histórico dirigente de Bastasuna, Arnaldo Otegui, el secuestrador de Rupérez y Gabriel Cisneros, quien dijo que “ETA tenía derecho a causar dolor”, mientras que Iglesias destacaba que la banda terrorista “tenía explicaciones políticas”. Casado acusó a Sánchez de “mentir a todo el mundo, también a las víctimas". Apuntó que “Bildu le dio el gobierno de Navarra y ahora también los Presupuestos” y auguró que “esos pactos le van a perseguir toda la vida”. “¿Díganos si ha cedido algo más para aprobarlos?, le preguntó.

“Practican el trumpismo”

Por su parte, Sánchez, como ya hiciera ayer en el Senado volvió a dar la callada por respuesta. El presidente del Gobierno fue incapaz de hacer una mínima pedagogía sobre la “naturalización” de los pactos con los abertzales que miembros de su partido y Gobierno habían reivindicado días atrás. Se limitó a criticar lo que consideró un argumentario, “el libro viejo del PP en la oposición: ETA, Cataluña y romper España”. Frente a las andanadas de Casado, Sánchez se limitó a recordar que “el Gobierno que recordó a ETA fue socialista y el que le calificaba de “movimiento de liberación vasca”, del PP. Quién recortó en Sanidad y Dependencia, del PP y quien va a aumentar su financiación, del PSOE".

El presidente del Gobierno acusó al PP de “practicar la política trumpista” porque se han abonado a la “polarización, volando puentes”; “a la mentira, con fake news y desinformación, mintiendo sin rubor en todos los frentes” y porque “no reconocen la derrota electoral y califican al Gobierno de ilegítimo”. “Siguen a pies juntilla la política del trumpismo y tendrán su mismo final”, ha sentenciado Sánchez.