Podemos rechaza las devoluciones en caliente que avala el TC

El socio minoritario de la coalición asegura que el alto tribunal condiciona los rechazos en la Frontera a que “se evalúe el caso individual” de cada persona

Una voluntaria de Cruz Roja junto a varios inmigrantes este jueves en el muelle de Arguinegu�n. EFE/ Elvira Urquijo A.Elvira Urquijo A.EFE

Después de que el Tribunal Constitucional haya avalado hoy la constitucionalidad de la Ley de Seguridad Ciudadana que da luz verde a que el Gobierno pueda iniciar las devoluciones en caliente de los inmigrantes que llegan a España de forma ilegal, Unidas Podemos pone en entredicho al propio Tribunal Constitucional y asegura que la sentencia “no avala las devoluciones en caliente tal y como las conocemos”.

Fuentes de Unidas Podemos aseguran que el Alto Tribunal “condiciona la constitucionalidad de los rechazos en la Frontera en las vallas de Ceuta y Melilla a que se realicen de acuerdo a los tratados internacionales que España ha ratificado y a que se evalúe el caso individual de cada una de las personas rechazadas para poder identificar a menores de edad, víctimas de trata o solicitantes de asilo”.

Unidas Podemos insta al Gobierno a “elaborar con urgencia un procedimiento de rechazo que permita analizar cada caso, respetar los derechos humanos en las fronteras y dar una acogida digna a las personas recién llegadas”.

Recalcan las mismas fuentes que “el procedimiento de abrir la puerta de la valla y devolver a la gente a Marruecos no está avalado por el alto tribunal y el Gobierno debe tomar buena nota de ello”.

La política migratoria del ministerio de Interior fue una de las primeras tensiones que vivió el recién estrenado Gobierno de coalición en el mes de febrero. El titular del ministerio, Fernando Grande-Marlaska optó entonces por acelerar las deportaciones a Mauritania para aliviar la presión en Canarias. Entonces, la cuota morada en el Gobierno salió en tromba a pedir explicaciones al ministro y a criticar que esa decisión era “contraria” al acuerdo de coalición firmado.

La semana pasada, después de que Interior anunciara que reanudaba la expulsión a Mauritania de inmigrantes llegados irregularmente a Canarias, Unidas Podemos expresaba su malestar con el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska y reclamaba la “paralización de las deportaciones” y la “puesta en libertad de los migrantes internos en los CIE”.