Los proetarras piden a Sánchez que se enfrente al “lobby” contrario a los presos

Admiten la existencia de un plan pero se quejan de que se aplica con lentitud

Los portavoces de Etxerat Urtzi Errazkin y Patricia Vélez ETXERAT 19/11/2020Servicio Ilustrado (Autom�tico) ETXERAT

El entorno proetarra admite lo que otros niegan: la existencia de un plan para los presos de la banda, con el fin último de que sean trasladados a cárceles del País Vasco y Navarra. Si no se lleva a cabo con más celeridad es por la existencia de un “lobby” que, de momento, no identifica, “pero que todos sabemos quiénes son”, afirman.

“El cambio en la política penitenciaria se está haciendo ahora, lentamente, de forma gradual y, sin embargo, hay quienes están intentando condicionar ese cambio”, se lee en la página de Etxerat, la asociación que agrupa a la mayoría de los familiares de los reclusos de la banda.

“Son diferentes sectores que intentan legislar-influir en los centros de decisión del Estado español sin que les corresponda; que no están por la labor de avanzar en la convivencia y prefieren mantener el enfrentamiento; ponen palos en las ruedas e intentan condicionar el cambio en la política penitenciaria”, agregan.

“Todas y todos sabemos de quiénes estamos hablando, distintos sectores que conforman un lobby que intenta bloquear por todos los medios cualquier avance”, acusan. Es decir, el plan existe pero no se puede aplicar con la celeridad que desean por la oposición de determinados sectores, como las víctimas, medios de comunicación, partidos políticos, etcétera, que conformarían ese supuesto “lobby” que tanto les molesta.

Por ello hacen un llamamiento al Gobierno de Pedro Sánchez para que “no ceda y no permita que ese lobby inmovilista obstaculice el paulatino fin de la dispersión y el alejamiento”. Es su “derecho, que sean traídos a cárceles de Euskal Herria”.

Como los beneficios que el Ejecutivo les ha concedido no les parece suficiente, le echan en cara que “no responde a la demanda de la sociedad vasca, ni al nuevo ciclo, ni a sus expectativas sobre un nuevo escenario”,que es una forma de decir, sin hacerlo expresamente, que no se está cumpliendo lo pactado.

Según los datos que aportan, el llamado “Colectivo de Presos Políticos Vascos” esta formado en la actualidad por 221 individuos: 17 en prisiones del País Vasco (tres en su domicilio); 173 en 40 cárceles del Estado español (sin contar los anteriores 17); 31 en siete cárceles del Estado francés. Todavía queda un preso en aislamiento en Soto del Real; 129 edstán en primer grado, 248 de ellos, con flexibilización art. 100.2; 53, en segundo grado, dos de ellos en prisión atenuada; y ocho en tercer grado.

Desde setiembre 2018, se han producido en España 74 trasladados a cárceles más cercanas. Anunciados y pendientes de culminar, hay 16. De los 15 que fueron acercados al País Vasco, cuatro ya están en libertad.