Interior admitió en junio la falta de acuerdos para atender a migrantes

Enviará otro buque y un avión a Senegal para frenar las salidas

Miembros de la Policía nacional piden los papeles a algunos de los 200 inmigrantes de origen magrebí, que llegaron a las islas en los últimos días en pateras y cayucos, este jueves en el puerto de Santa Cruz de Tenerife y que se trasladan gracias a la Cruz Roja a un hotel del sur de Tenerife.Ram�n de la RochaEFE

El desbordamiento de la crisis migratoria en Canarias en los últimos días ha puesto de manifiesto el caos en política migratoria por parte del departamento de Interior. El ministro Fernando Grande-Marlaska, admitió en junio que el Gobierno carecía de acuerdos con Canarias para atender a migrantes, a pesar de que las cifras de llegadas superaban ya las 7.000. Durante el mes de junio llegaron 1.084 inmigrantes.

Así lo reconoció Interior en una respuesta parlamentaria sobre los convenios. Respondió que «no tiene constancia de acuerdos o convenios de colaboración que haya cerrado el Ministerio del Interior en Canarias durante los años 2019 y 2020 a la atención a inmigrantes».

Algo que complica la situación que se vive en el archipiélago, donde tras un paréntesis desde el miércoles, cuando se inició la ofensiva gubernamental para hacer frente a la crisis de la inmigración en Canarias, volvieron a entrar dos cayucos, uno a Las Palmas y otro a Santa Cruz de Tenerife.

El que llegó a Las Palmas llevaba 40 subsaharianos y fue rescatado a unas 15 millas al sur de la isla de Gran Canaria. La Guardia Civil avisó al Centro de Salvamento de Las Palmas de que se había detectado un eco sospechoso en el radar, por lo que se activó a la Salvamar «Menkalinan», que interceptó la embarcación y la condujo al Muelle de Arguineguín.

En la actualidad, permanecen en el recinto portuario unas 592 personas, una cifra muy por debajo de los 3.200 que llegó a haber a mediados de esta semana. Durante la pasada noche, otro cayuco, con 78 personas a bordo, llegó al puerto de Los Cristianos, en el municipio tinerfeño de Arona. La Benemérita había detectado la embarcación a unas cinco millas de Punta Rasca, por lo que la Salvamar «Alpheratz» se dirigió a la zona. Procedió a escoltar a la nave, que llegó con sus propios medios, aunque el motor se le paró en varias ocasiones.

Con esta situación de fondo, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya estuvo ayer en Senegal, donde, por un lado, acordó con las autoridades de Senegal el comienzo «en breve plazo» de los vuelos de repatriación de los ciudadanos de este país que lleguen por vía irregular a Canarias. Y, por otro, anunció que enviará un avión de vigilancia marítima con 15 efectivos y un buque con otros 25para reforzar el destacamento español de la Guardia Civil y la Policía Nacional.