Pérez de los Cobos declara hoy como testigo en “Kitchen”

El coronel de la Guardia Civil deberá explicar al juez el funcionamiento de los fondos reservados en el Ministerio del Interior

El coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, conocido por la investigación policial del «procés» declara este lunes como testigo ante el juez que investiga en la Audiencia Nacional el «caso Kitchen», Manuel García Castellón, después de que la Fiscalía Anticorrupción reclamara su comparecencia para que explique cómo se abonaban los fondos reservados en el Ministerio del Interior dirigido por Jorge Fernández Diaz.

De los Cobos, que durante el espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas era director del gabinete de coordinación y estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, cuyo titular era Francisco Martínez, comparecerá después de que el testigo Felipe Eduardo Lacasa, uno de los cajeros que se encargaban de pagar los fondos reservados, asegurara que este oficial de la Guardia Civil estaba al tanto de las operaciones policiales que se sufragaban.

En concreto, el comisario Lacasa declaró que la documentación sobre los fondos se enviaba a la Secretaría General: «Y en alguna ocasión el señor Pérez de los Cobos, que era el pagador de la Secretaría de Estado, me habló de alguna de las operaciones de la Comisaría General», especificó el que fuera comisario principal, que no recordó el nombre de las mismas, aunque sí que eran «menores»

Dispuesta a indagar

«La Secretaría General estaba dispuesta a indagar si efectivamente» se estaban realizando las operaciones por las que se pagaban los fondos reservados, dijo Lacasa, que completó: «Entiendo que si él era conocedor de las operaciones, también debería ser conocedor del resto del contenido operativo de los escritos».

Por eso, el magistrado considera imprescindible escucharle para «corroborar» el conocimiento que pudiera tener el ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, imputado en la causa, sobre el destino de estos fondos, y en concreto, respecto de los que se pudieran haber abonado al chófer de Bárcenas Sergio Ríos.

Según la investigación de la Fiscalía Anticorrupción, el chófer fue quien supuestamente sustrajo la documentación al ex tesorero del PP que habría llegado a manos de Martínez a través del ex comisario Enrique García Castaño, también imputado, y que aseguró que Ríos le dio esos datos en un restaurante de Madrid. Después García Castaño los habría entregado al ex número dos de Interior en un ordenador portátil, que también compró con fondos reservados.

Declaración de Ríos

Por su parte, Ríos comparecerá el miércoles, y según su nuevo abogado, está dispuesto a colaborar con la Justicia en el «caso Villarejo». Será la tercera vez que acuda a declarar, aunque hasta el momento no ha aportado datos de importancia para la causa, por lo que se espera que esta vez ofrezca una versión más detallada de los hechos.

Su declaración también podría ayudar a clarificar la controversia que mantuvieron el exministro Fernández Díaz y Martínez, que discreparon en el hecho de que hubieran hablado entre ellos sobre la actividad de Sergio Ríos.