El chat de la polémica: “Estos hijos de puta nos llevan a convertir a España en una Venezuela”

Los militares retirados defendían “un nuevo alzamiento”. Robles vuelve a cargar contra ellos: “Tienen todo mi rechazo y todo mi desprecio”

La ministra de Defensa y el Jemad han vuelto a cargar hoy contra los militares retirados
La ministra de Defensa y el Jemad han vuelto a cargar hoy contra los militares retiradosRodrigo JiménezEFE

Las conversaciones de un grupo de militares retirados en un chat de Whatsapp continúan dando de que hablar y cada vez se van conociendo más mensajes esgrimidos por unas personas que, como han repetido la ministra de Defensa y el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), “no representan a las Fuerzas Armadas”.

Sin embargo, Margarita Robles optó por denunciarlo ante la Fiscalía después de que se conociese que entre los comentarios se hacía referencia a “fusilamientos” o “pronunciamientos”, tal y como adelantó Infolibre, además de por el hecho de que se atribuyesen la condición de militares en activo para dirigirse al Rey en una de sus cartas, algo que la ministra tachó de “cobardía”.

Ahora continúa conociéndose el contenido de dicho chat y, tal y como publica eldiario.es, algunos de sus miembros criticaban que “España ya no es lo que era. Hoy es blandita y traga con lo que le echen. O eso parece”, lamentándose de que el golpe de Estado de 1936 “no volviera a repetirse”.

“Nuevo alzamiento”

“Desgraciadamente estos hijos de puta nos llevan a convertir a España en una Venezuela y la forma de parar esto es un nuevo alzamiento con las consecuencias que ya conocemos. A mis 77 años no sé qué cojones puedo hacer”, habría escrito el general retirado Francisco Breca, uno de los firmantes de la carta a Felipe VI y de los más radicales del grupo.

El citado grupo -o algunos de sus miembros- se felicitaba, según este medio, por la repercusión que estaba teniendo su carta y las que otros ex militares habían enviado a las autoridades europeas y apuntaban: “Lo importante es que se está moviendo el banquillo, aunque sean los reservas”.

Eso sí, uno de los integrantes del grupo parece que trata de bajarles a la realidad: “Pero para dar hostias... hará falta algo más que un papel y lápiz…”. “Como no llamemos al ‘primo de zumosol’ lo tenemos crudo”, señala otro.

Para el Ministerio de Defensa, el contenido de este chat perjudica a las Fuerzas Armadas y por este motivo lo puso en conocimiento de la Fiscalía para que investigue por si pudieran ser constitutivos de delitos. Y entre otros criticó que estos militares retirados se atribuyesen la condición de militares en activo para, entre otros, dirigirse al Rey.

Ningún militar en activo en el chat

Algo en lo que la ministra, Margarita Robles, ha insistido esta mañana durante un acto en memoria del teniente general Francisco Veguillas. En la sede del Ministerio ha denunciado de nuevo que “son personas que se embozan en su condición de antiguos militares”, lo que considera de un “nivel de cobardía considerable”, afeándoles incluso el hecho de que algunos de ellos “decidieron dejar el uniforme para ganar mas en las líneas aéreas privadas”. “Tienen todo mi rechazo y todo mi desprecio”, ha dicho.

Al mismo tiempo ha confirmado que en el citado chat no hay ningún militar en activo ni tampoco miembros de otros organismos, como el Centro Nacional de Inteligencia. Algo que ha negado “rotundamente”.

Y también hoy se ha referido a este asunto el Jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), general Miguel ángel Villarroya, quien ha destacado en una carta que el “compromiso de las Fuerzas Armadas con la Constitución no ofrece ninguna duda”.