Los portavoces “condenados” de Podemos

De defraudar a la Seguridad Social a destrozar cajeros y atracar bancos, estas son las condenas de Pablo Echenique, Isa Serra y José Luis Nieto

Los portavoces de Podemos José Luis Nieto, Isa Serra y Pablo Echenique
Los portavoces de Podemos José Luis Nieto, Isa Serra y Pablo EcheniqueefeLa Razón

Hace apenas 24 horas, el partido que lidera Pablo Iglesias elegía en unas Primarias “con sorpresa” a su nuevo portavoz en Madrid. El elegido era José Luis Nieto, un militante del que poco se conoce, políticamente hablando, ya que su pasado sí ha corrido como un polvorín desde que se hizo pública su victoria. El nuevo portavoz de Podemos Madrid fue condenado en 1982 a cinco años de cárcel por participar en un atraco a una sucursal bancaria junto a otros tres independentistas gallegos del grupo Loita Armada Revolucionaria.

Por este atraco «con violencia e intimidación en las personas y con utilización de armas peligrosas», tal y como consta en el fallo de la Audiencia Nacional, cumplió dos años y medio de prisión. Pero la dureza de la sentencia reflejaba las intenciones del grupo al que Nieto pertenecía y lo definía como “una asociación o grupo disciplinado, que ha escogido la violencia como medio de alcanzar el triunfo de sus aspiraciones independentistas y sociales”.

Los frentes de Echenique

Pero el que fuera asesor de Carmena no es el único portavoz morado marcado por su pasado y con una “condena” en su haber. De hecho, en los últimos tiempos parece haberse convertido en un requisito imprescindible para ser la “voz” de la formación morada en las instituciones. El siempre polémico Pablo Echenique, portavoz actual de Podemos en el Congreso de los Diputados, cuenta en su currículum con una condena por contratar “en negro” a su asistente y una multa de 11.040 euros. El Juzgado de lo Social número 2 de Zaragoza ratificaba la sanción impuesta por la Seguridad Social al dirigente podemita por la contratación irregular de su asistente personal y daba al traste con el recurso presentado por éste.

No sería su único choque con la Justicia. Hace menos de un mes, Echenique era condenado a pagar 80.000 euros a la familia de un joven asesinado al que llamó “violador”. Tanto el portavoz de Podemos en el Congreso como su secretario de comunicación, José María del Olmo, fueron denunciados por el hermano de la víctima después de ambos mostraran su apoyo a Pilar Baeza, candidata de la formación morada a la Alcaldía de Ávila. Hay que señalar que Baeza fue condenada a 30 años de cárcel por el asesinato del joven al que ambos tacharon de “violador” para justificar el crimen.

Y más frentes abiertos. Los agentes de la UDEF que investigan la financiación de Podemos informaban hace unas semanas al juez de Madrid Juan José Escalonilla de que Pablo Echenique, es uno de los apoderados en una de las cuentas bancarias desde las que se transfirieron hasta 363.000 euros a la empresa Neurona Comunidad.

Isa Serra: delitos de atentado y lesiones leves

Pero sin duda, una de las que más polémica ha suscitado siempre es la portavoz de Podemos en la Asamblea de Madrid, Isa Serra. El pasado mes de abril, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) condenaba a la dirigente podemita a un año y siete meses de prisión y otros tantos de inhabilitación por delitos de atentado, lesiones leves y daños tras considerarla responsable de haber dado empujones, insultado y haber arrojado objetos contra agentes de la Policía Municipal durante una protesta en contra de un desahucio en el madrileño barrio de Lavapiés en 2014.

La Sala Civil y Penal del citado tribunal le impuso asimismo una pena de inhabilitación especial para ser candidata durante el tiempo de la condena y una multa de 2.400 euros. Además, tenía que indemnizar a dos agentes por las lesiones causadas con 4.850 y 400 euros respectivamente. Al ostentar un cargo público, Serra quedaba inhabilitada para su ejercicio siempre que el Tribunal Supremo confirmara la condena, ya que todavía no era firme y podía ser recurrida. De hecho, el pasado mes de agosto, la diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid recurrió el fallo.