Garzón abre otra nueva brecha en el Gobierno: Asegura que un referéndum en Cataluña es un “elemento útil”

El ministro de Consumo difiere del vicepresidente segundo y descarta la urgencia de una votación entre Monarquía y República porque “hay problemas más importantes”

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2020, Pablo Iglesias (d), el ministro de Consumo, Alberto Garzón (2d), y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (3d), a su llegada al Palacio Real que albergar en el Patio de la Armería el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia de coronavirus
El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2020, Pablo Iglesias (d), el ministro de Consumo, Alberto Garzón (2d), y la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz (3d), a su llegada al Palacio Real que albergar en el Patio de la Armería el homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia de coronavirusBallesterosEFE

No es un debate nuevo, pero éste había permanecido silenciado en el seno del Gobierno de coalición debido a la irrupción de la pandemia de coronavirus en España. Ahora, parte de la cuota morada en Moncloa, vuelve a hacer gala de una de sus mayores reclamaciones y abre una nueva brecha defendiendo abiertamente un referéndum de autodeterminación en Cataluña como un “elemento útil” para solucionar el conflicto territorial.

Ha sido el ministro de Consumo, Alberto Garzón, quien en una entrevista en Catalunya Radio ha defendido que un proceso de autodeterminación es una forma de solucionar el desafío independentista. Eso sí, ha asegurado que “no puede ser la única opción”, sino que tiene que venir a complementar un “debate público” que sea “más complejo”.

Según su criterio, abordar la solución en Cataluña pasa por el “diálogo y la política”, pero debe “contemplar todas las vías”, incluyendo el referéndum”. “Tenemos que contemplar las vías que permiten que la población sea consultada, sabiendo que es posible que no haya una posición sin matices entre independentistas o centralistas”, defendió.

Desde el Gobierno apuestan por el diálogo con los soberanistas para buscar una salida al «conflicto político», pero reniegan de la amnistía a los presos del «procés» y la autodeterminación, dos cuestiones que –defienden– no caben dentro de la Constitución.

El ministro de Consumo reclamó también la libertad de los líderes independentistas en prisión por el 1-O. A su juicio, los “referentes”, no deberían estar en la cárcel porque “no ayuda en absoluto” a que encuentren una solución “política en las mejores condiciones” al problema catalán.

¿Referéndum Monarquía-República?

Difiere del vicepresidente segundo, el ministro de Consumo, quien asegura que un referéndum sobre si el modelo de Estado debería ser la Monarquía o una República “no es un elemento de naturaleza urgente” porque hay “problemas de mayor importancia”.

Un argumento totalmente distinto del defendido por Pablo Iglesias en los últimos días, quien desde el Gobierno y en el Congreso de los Diputados, por medio de Unidas Podemos, pone el foco constantemente en la necesidad “social” de abrir el debate. De hecho, este mismo sábado aventuró que “más pronto que tarde” ese horizonte llegará.