El PSOE votará contra la investigación al emérito, pese al aval de los letrados del Congreso

Los servicios jurídicos de la Cámara admiten por primera vez fiscalizar el uso de tarjetas opacas por parte de Don Juan Carlos, pero la comisión no prosperará

Los letrados del Congreso de los Diputados han avalado jurídicamente este martes la petición de Unidas Podemos de constituir una comisión de investigación sobre las presuntas irregularidades cometidas por el Rey emérito. Se trata de un hecho inédito hasta ahora, ya que la ofensiva de los socios de Pedro Sánchez se había topado sistemáticamente con el muro de los servicios jurídicos de la Cámara en todos sus intentos anteriores. Y esto había ocurrido porque éstos se habían escudado en que la figura del Rey está sujeta a la inviolabilidad que recoge la Constitución, además de que entre las facultades del Parlamento no está fiscalizar a la Corona, sino la actividad del Gobierno. El informe de los letrados no es vinculante y ahora serán los grupos parlamentarios en la Mesa del Congreso y en la Junta de Portavoces quienes den luz verde o tumben la comisión.

Con la lección aprendida de negativas anteriores, la formación que lidera Pablo Iglesias ha logrado eludir su veto, esquivando la investigación a la Casa Real -cuestión que pedía en ocasiones precedentes-, sino pidiendo fiscalizar “el uso de tarjetas opacas, que -entre otros- sí usó Don Juan Carlos, a quien quieren llamar a comparecer. La investigación se centraría en el uso de dinero sin declarar del empresario mexicano Sanginés-Krause para pagar gastos privados. Esta utilización se produjo, “con posterioridad a su abdicación, con cargo a fondos procedentes del extranjero sobre el uso de tarjetas de crédito opacas”. La petición la firmaron, además de Podemos, ERC, el Grupo Plural, EH Bildu y el Grupo Mixto.

Desde la formación morada han celebrado que “por primera vez, los letrados del Congreso recomiendan admitir a trámite nuestra comisión de investigación sobre el Rey emérito”. El portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, se felicita de que gracias a un “minucioso trabajo” han conseguido “sortear las pegas jurídicas”. “Ya no hay excusa. A partir de ahora, la decisión es puramente política”, señala en un mensaje en su cuenta de Twitter.

Con esa “decisión puramente política” se refiere a sus socios de coalición, el Partido Socialista, que hasta ahora se ha opuesto sistemáticamente en la Mesa del Congreso a que prospere cualquier intento de sus socios para investigar al Rey emérito. Para ello, no ha tenido pegas en aliarse con PP y Vox. Sin embargo, hasta este momento, los socialistas se habían apoyado en que los letrados no validaban que se investigara a la Casa Real por ir contra la Constitución y contra las funciones de la Cámara. La Mesa del Congreso deberá pronunciarse mañana sobre la admisión o no de la misma.

Esta nueva situación reabre la brecha en el seno del Gobierno sobre el modelo de Estado, pues no se prevé que el PSOE vire en su posición de protección a la Monarquía. Fuentes del PSOE confirman a este diario que no avalarán esta nueva comisión de investigación y recuerdan que el informe de los letrados no es vinculante. Es más, el partido que lidera Pedro Sánchez no está ni siquiera dispuesto a que Don Juan Carlos sea despojado de su condición de Rey. El Gobierno defiende que mantendrá “vitaliciamente” este título, precisando que no aparece en ningún extremo la denominación de Rey emérito, y compara con las situaciones que se dan en otros países como Japón, Bélgica y Luxemburgo.

Así ha respondido el Ejecutivo de Pedro Sánchez a una pregunta escrita formulada en el Senado por el parlamentario de Compromís, Carles Mulet, quien se hace eco de otra respuesta del Gobierno en la que defendía la condición de Rey de Juan Carlos I, alegando que es costumbre también en otras monarquías de su entorno.