Los socios presionan al PSOE tras su rechazo a la comisión sobre el Emérito

ERC pide la comparecencia de Sánchez y de Calvo en el Congreso para rendir cuentas ante el veto de los socialistas a la investigación y para explicar la marcha del Rey Juan Carlos de España

El portavoz de ERC Gabriel Rufián conversa con la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, en el Congreso de los Diputados
El portavoz de ERC Gabriel Rufián conversa con la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, en el Congreso de los DiputadosMARISCALEFE

El veto unánime de PSOE, PP y Vox en la Mesa del Congreso de los Diputados a iniciar una comisión de investigación sobre el Rey Emérito ha provocado las críticas tanto del socio minoritario de los socialistas en Moncloa, Unidas Podemos, como del resto de grupos parlamentarios que lo sustentan en la Cámara Baja.

Desde ERC y Bildu hasta Compromís han criticado la posición de los socialistas de tumbar la comisión, a pesar del aval de los letrados del Congreso que, por primera vez, han dado el visto bueno a la propuesta de investigación registrada por Unidas Podemos. Desde el sector socialista se defiende que el informe de los letrados de la Cámara Baja “no es vinculante”, mientras que el grupo confederal de Unidas Podemos defiende que debe imperar el criterio de los letrados, que avalan la iniciativa de los morados porque “es 100% constitucional”.

Se aventura como uno de los primeros conflictos del Gobierno con sus socios en este 2021 y que perdurará en los próximos meses, un posicionamiento, el de los socialistas, que viene a confirmar la postura de estos durante su primer años de Legislatura cuando, hasta en cinco ocasiones en 2020 han unido sus votos a la oposición en el órgano de la Cámara, y en contra del partido del vicepresidente segundo del Gobierno, quien pretende desplegar su hoja de ruta republicana desde las instituciones, aprovechando las informaciones judiciales contra el padre del jefe del Estado para agitar el debate sobre la necesidad de la monarquía parlamentaria.

Los socios de Gobierno de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados han decidido dar la batalla en sede parlamentaria y seguir extendiendo su hoja de ruta antimonárquica. Es por ello que, si bien, desde Unidas Podemos trasladan que volverán a registrar la comisión de investigación, desde Esquerra Republicana dan un paso más y presentarán una petición de comparecencia para que tanto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, expliquen en el Congreso su veto a que se debata la apertura de una comisión de investigación sobre el uso de ‘tarjetas black’ por parte de Juan Carlos I y sobre las “actuaciones de la presidencia del Gobierno en la marcha del Rey Emérito del territorio español, el pasado mes de agosto”. Desde ERC, su portavoz Gabriel Rufián calificó de “vergüenza” la posición de los socialistas, a quienes situó en el “medievalismo”, por su decisión.

La posición defendida desde Bildu es parecida. El partido ha criticado el “enésimo” no del PSOE a la investigación y ha aseverado que buscan “blindar los pilares del régimen del 78”, el que el partido heredero de Batasuna ha confirmado que pretende “derribar”. “Impunidad para unos mientras se juzga y se condena a quienes se atreven a disentir”, han reivindicado, para preguntarse si ello corresponde con la intención del Gobierno de modernizar la Monarquía. “¿A esto llaman modernizar la Monarquía?”, se ha preguntado en referencia a la intención del Gobierno de promover una ley sobre la Corona, con el objetivo de avanzar junto a Zarzuela en la modernización y transparencia de la institución del Estado. Otro de los extremos que, también separa a los socios de Gobierno. Si bien desde Moncloa trabajan en este sentido, desde la cuota morada en el Gobierno se niegan a una ley concreta y avisan de que seguirán dando pasos para favorecer el ambiente social propicio que desemboque en la petición de un referéndum entre Monarquía y República.