Iglesias no rectifica: “Lecciones de quienes reivindican gobiernos terroristas de la dictadura, ninguna”

El vicepresidente sí reconoce que son “contextos históricos diferentes” en cuanto a su comparación sobre Puigdemont con los exiliados republicanos

Thumbnail

La polémica continúa. A pesar de las críticas de la oposición y de las asociaciones de la memoria histórica comparando al ex president Carles Puigdemont con los exiliados republicanos, el vicepresidente segundo del Gobierno no ha rectificado sus palabras.

El vicepresidente aseguró en una entrevista en Salvados que Puigdemont es un “exiliado” porque está en Bruselas por “llevar sus ideas políticas a un extremo” y no por robar, por lo que su situación se puede comparar con el exilio republicano mientras que el rey emérito sí es un fugado. Unas palabras que molestaron hasta dentro de su formación, dentro de la cuota catalana. “No es equiparable la situación de Puigdemont con la de los republicanos españoles que huían de una dictadura fascista”, dijo la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Esta mañana, a su entrada a la conferencia de Embajadores en Madrid, el vicepresidente no ha rectificado sus palabras sobre Puigdemont, aunque sí ha reconocido que son “contextos históricos diferentes” y ha insistido en que su partido es “ejemplo” de la lucha democrática y de memoria histórica”. Iglesias ha asegurado que su compromiso con los exiliados “no está en cuestión”, a pesar de que ha causado las críticas de aquellos republicanos que tuvieron que dejar su país por defender la ley y no por tratar de vulnerarla.

Según el vicepresidente, espera que sus palabras sirvan de ayuda para que los partidos de derecha y de izquierda “apoyen la ley de memoria democrática del Gobierno”. Iglesias sí ha reconocido que los “contextos históricos” -entre Puigdemont y los exiliados republicanos- “son diferentes”. “Claro que los contextos históricos son diferentes y no tiene que ver el contexto histórico actual con el contexto de una guerra con el fascismo y una dictadura militar criminal que reivindica el partido que permite gobernar al PP y Cs en Madrid o en Andalucía”, ha dicho.

Pero ha avisado de que “no me voy a sumar a la criminalización del independentismo”. Se ha defendido el vicepresidente asegurando que “quien ha humillado a los republicanos y a los antifascistas son quienes han permitido que sigan enterrados en fosas comunes”.

“Es muy llamativo que fuerzas políticas y poderes mediáticos que han estado en contra de la Ley de Memoria Histórica, se acuerden ahora de los republicanos españoles. Espero que esto sirva para que los partidos de la derecha y la ultraderecha apoyen esta ley”, ha reclamado el vicepresidente para zanjar que “lecciones de los que reivindican a los gobiernos terroristas de la dictadura, ninguna”.