El “efecto Illa” catapulta al PSC a la Generalitat, según el CIS

Los socialistas ganarían las elecciones con el 23,9% de los votos y ERC sería la segunda fuerza con el 20,6%. Los de Vox entrarían con fuerza en el arco parlamentario y lograrían el sorpaso a los populares.

Thumbnail

Sin todavía una fecha exacta para la celebración de los comicios y con la incógnita de si el Tribunal Superior de Cataluña acaba por avalar el aplazamiento hasta el 30 de mayo de los comicios o mantiene la fecha inicial del 14 de febrero, el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) adelanta hoy la publicación del barómetro preelectoral de Cataluña, un hecho inusual ya que lo habitual es que se publique en una fecha más cercana a los comicios.

Según el CIS de Tezanos, el “efecto Illa” permitiría que los socialistas ganen las elecciones ya que lograrían el 23,9% de los votos frente al 14,3% del barómetro de diciembre. Es decir, doblarían sus resultados respecto a los anteriores comicios y la candidatura del todavía ministro de Sanidad, Salvador Illa, mejoraría sus estimación en casi diez puntos respecto a la Miquel Iceta. En este sentido, el PSC obtendría entre 30 y 35 escaños, frente a los 17 de las elecciones de 2017.

Con este vuelco en el escenario electoral catalán, los de ERC de Peré Aragonés se situarían como segunda fuerza del arco parlamentario con el 20,6% de los votos, frente al 16,7% del barómetro de diciembre. Los independentistas lograrían entre 31-33 escaños, frente a los 32 de los comicios anteriores.

La tercera posición sería para el partido del fugado Carles Puigdemont que lograría un 12,5% de los apoyos. Así, la candidatura que representa Laura Borrás tendrían entre 20 y 27 asientos frente a los 34 de las elecciones anteriores. Por otro lado, los comunes mejorarían su estimación de voto en este barómetro y lograrían un 9,7% de apoyo frente al 7,6% del estudio anterior. En escaños serían entre 9 y 12, frente a los 8 de las elecciones de 2017.

Con esta proyección, el todavía titular de Sanidad estaría a un paso de la Generalitat ya que en el mejor de las proyecciones de las horquillas el PSC y ERC (35 + 33) podrían lograr la mayoría absoluta, que en el Parlament de Cataluña es de 68 diputados.

La gran debacle la protagonizaría Ciudadanos que descendería hasta la quinta posición en comparación con los resultado de 2017 cuando dio la sorpresa y ganó los comicios con Inés Arrimadas como candidata. En esta ocasión, la candidatura de Carlos Carrizosa sería la sexta formación con el 9,6% de los votos, es decir entre 13 y 15 escaños, frente a los 36 de la última convocatoria.

También hay sorpresa en los otros dos partidos de derecha y constitucionalistas. Según el Barómetro de Tezanos, los de Vox entrarían con fuerza en el arco parlamentario y lograrían el sorpaso de los populares. En este sentido, los de Abascal tendrían un 6,6% de los apoyos, por delante los populares que tendrían un 5,8% de lo votos. En escaños, la candidatura de Ignacio Garriga tendría entre 6 y diez escaños frente a los 7 de Alejandro Fernández.

Illa, el único que aprueba

El ministro de Sanidad es además el único candidato que aprueba en valoración, con un 5, mientras que sus dos rivales directos, Aragonès y Laura Borràs (Junts) obtienen un 4,6 de media. En el lado opuesto, la peor valoración la obtienen el candidato de Vox, Ignacio Garriga, con una puntuación del 2,5. La encuesta, realizada entre el 2 y el 15 de enero, se elaboró poco después del anuncio de la candidatura del ministro a la Generalitat.