El PSOE reacciona una semana después y pide la dimisión de los cargos que se hayan vacunado ilegalmente

Dicen no consentir este tipo de “actitudes insolidarias” y piden a sus representantes públicos “no avergonzar” las siglas del partido

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta del partido, Cristina Narbona, durante la Ejecutiva del PSOE
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la presidenta del partido, Cristina Narbona, durante la Ejecutiva del PSOEINMA MESAEFE

Una semana después de que se conocieran los primeros casos de alcaldes socialistas que se favorecieron de su cargo público para acceder ilegalmente a la vacunación contra la Covid-19, el Partido Socialista toma medidas. Mediante una nota, la formación que dirige el presidente del Gobierno y a la que está afiliado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, pide la dimisión de los cargos públicos del partido que incumplan el protocolo de vacunación contra la Covid-19 establecido por su propio Ejecutivo.

La decisión se produce después de que se conozca un nuevo caso de un cargo público del PSOE,, concretamente el alcalde Rogelio Garcés, primer edil de la localidad aragonesa de Asín, que se ha vacunado contra el coronavirus saltándose los protocolos de las autoridades.

Desde la dirección socialista se condena este tipo de “actitudes insolidarias”, que dicen no consentir, y reiteran a sus militantes y especialmente a sus cargos públicos y representantes en las instituciones “dar ejemplo y no avergonzar unas siglas con más 140 años de historia, que siempre han defendido el bien común por encima de intereses individuales”.

“Este tipo de actitudes reprobables están muy alejadas de lo que significan nuestras siglas”, señalan. A día de hoy han trascendido más de una decena de cargos públicos socialistas que se habrían valido de su posición de privilegio institucional para tener un acceso ilegítimo y prioritario a las vacunas, respecto a los colectivos vulnerables que sí tienen derecho a ello.

Los socialistas terminan su comunicado reiterando su reconocimiento y aplauso a “la labor encomiable de los trabajadores que prestan un enorme servicio público durante estos meses, especialmente a los sanitarios”.