Interior traslada a una cárcel de Álava al sanguinario pistolero etarra “Makario”

Participó en el secuestro del Diego Prado y en el asesinato de varios policías y guardias civiles

Ignacio Aracama, "Makario"
Ignacio Aracama, "Makario"jmzmaka

El Ministerio del Interior ha anunciado el acercamiento a prisiones del País vasco y próximas a esta Comunidad, de otros cinco miembros de ETA que cumplen condena. Entre ellos, se enuentra Ignacio Aracama Mendia, “Makario”, que ha pasado del Centro Penitenciario de Sevilla-II al de Zaballa (Álava).

En 1998, la Audiencia Nacional le condenó a 30 años de prisión como autor del asesinato de inspector de Policía Antonio Recio Claver en 1979. También fue sentenciado a 28 años de cárcel en calidad de cooperador necesario en el asesinato de Jesús Ignacio Velasco Zuazola, comandante de Caballería y jefe de Miñones de la Diputación de Álava. Este militar era el marido de Ana Vidal, una de las fundadoras de la AVT.

En 1999, la condena a 30 años fue por el asesinato en 1980 de Eugenio Lázaro Valle, jefe de la Policía Municipal de Vitoria.

Además, en 2003 fue condenado a una pena de 20 años de prisión por cada uno de los asesinatos de los motoristas de la Guardia Civil (que protegían la Vuelta Ciclista a España a su paso por Salvatierra (Álava)) Ángel Prado Mella, José Luis Vázquez Platas y Avelino Palma Brioa.

NO terminaron ahí sus crímenes. En 1998 le sentenciaron a 26 años como responsable del atentado que acabó con la vida de Ricardo Tejero Magro, director general del Banco Central. Además, fue condenado a 25 años en 1999 por su participación en el secuestro del financiero Diego Prado y Colón de Carvajal, que se produjo en 1983.

Los otros reclusos trasladados son:

Beñat Aguinagalde Ugartemendía. Del Centro Penitenciario de Jaén al de Dueñas (Palencia). Fue condenado en 2015 a 32 años de prisión por asesinar a Isaías Carrasco, concejal socialista en Mondragón, en marzo de 2008. En 2017 fue condenado a 44 años de prisión por su participación en el asesinato del empresario Ignacio Uría en diciembre de 2008. También fue condenado a 15 años de prisión por atentar contra la sede del PSE en Lazcano en 2009.

José María Novoa Arroniz. Del Centro Penitenciario Murcia I a la prisión de León. Fue condenado en 2002 a 29 años de prisión por el asesinato de Alfonso Parada Ulloa, subteniente de la Guardia Civil, hecho ocurrido en 1998.

Roberto Lebrero Panizo. Del Centro Penitenciario de Burgos a Zaballa (Álava). Fue condenado a 71 años de prisión por la colocación de tres bombas en la discoteca Universal de la localidad navarra de Lacuntza en 2001, y por delitos de estragos, incendios, tenencia de explosivos y colaboración con banda armada.

José Ignacio Armendáriz Izaguirre. Del Centro Penitenciario de Burgos a la citada cárcel alavesa. Ingresó en prisión el 30 de marzo de 1998 y cumple condena de 25 años por los delitos de atentados, asociación ilícita y terrorismo.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha señalado que ayer, al cumplirse el 40 aniversario de su creación, recibieron muchas felicitaciones, pero “echamos en falta algún mensaje por parte del Ministerio del Interior, que sí utiliza su Twitter para hacer campaña en Cataluña, pero no para honrar a las víctimas del terrorismo. Es más, desde la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo, no se ha tenido ni el detalle, ni la deferencia ni la sensibilidad para felicitarnos en nuestro cuarenta aniversario; las únicas comunicaciones que tenemos con ellos son los viernes, cuando nos comunican los traslados”.

“Desde la AVT somos testigos cada semana de cómo estos movimientos causan en las víctimas del terrorismo un inmenso dolor, y lo que es peor, que todavía seguimos esperando una explicación por parte del Ministerio del Interior para que nos aclaren por qué se ha derogado de facto la política de dispersión. Estos nuevos acercamientos no hacen otra cosa que reafirmar lo que desde la AVT llevamos mucho tiempo alertando, es evidente que el destino final de los presos es el País Vasco”.