Casado se muestra contrario a un careo Bárcenas-Rajoy: “Sería un circo”

El líder del PP considera que, si ya ha habido una testifical que hizo que cayera un gobierno se pregunta que ahora ¿para qué?

El presidente del PP, Pablo Casado hoy en Tarragona
El presidente del PP, Pablo Casado hoy en Tarragona FOTO: Tarek PP

El presidente del PP, Pablo Casado, se ha mostrado contrario a la posibilidad de un careo entre el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy y el extesorero de la formación Luis Bárcenas: “Sería un circo”.

En una entrevista en Rac1 recogida por Ep, Casado se ha referido des esta manera a la propuesta el abogado de la defensa de Bárcenas hizo ayer en el primer día del juicio de la Audiencia Nacional contra la caja “B” de la formación. “Si no tiene pruebas, si no ha podido acreditar en 10 años ningún tipo de culpabilidad, si ya ha habido una testifical que hizo que cayera un gobierno... ahora, hacer un cara a cara, ¿para qué?”, se preguntó.

De todos modos, aseguró que estará pendiente del alcance de la sentencia: “Quiero que se sepa todo, y si implica a otra persona y los jueces deciden que alguien más sea responsable, seré el primero que no me temblará el pulso y exigiré responsabilidades de inmediato”, insistió.

Casado ha vuelto a negar que haya hablado nunca con Bárcenas, pero sí ha considerado como algo habitual en procedimientos legales que los abogados del PP hablaran con un emisario del extesorero, como ha informado El Mundo; en cualquier caso, ha recordado que el partido no está “ni siquiera interesado ni acusado” en el juicio. En esta misma línea incidió la portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamara quien subrayó que el consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López “no ha llevado a cabo ningún tipo de negociación, ni se ha reunido con nadie y no hay más caso más allá del que tratar de enredarse en problemas”.

El líder del PP ha calificado a Bárcenas como “una persona que se ha aprovechado de un partido, cuando, en esos años, se asesinaba a compañeros por ser del PP”, y ha aventurado que está mintiendo en su declaración ante la Fiscalía Anticorrupción, ya que está en su derecho como acusado.

Ha asegurado que hay una “nueva generación” al frente del partido y se ha mostrado contrario a defender la gestión de la etapa juzgada, porque él, ha dicho, no estaba allí, y porque los hechos están siendo investigados por un tribunal.