“Si puedes deja, si necesitas coge”

Resiste España inicia una campaña de ayuda con un lazo amarillo como símbolo a arrebatar a los “golpistas” de Cataluña

Cartel de la campaña de Resiste España
Cartel de la campaña de Resiste España FOTO: La Razón La Razón

Resiste España, el “movimiento cívico y civil”, que corre por la bandera y cuyo objetivo en los últimos meses ha sido la solidaridad con los más desfavorecidos por la pandemia, lanza ahora una campaña con el lema “Si puedes deja, si necesitas coge”, cuya finalidad es prestar ayuda y a la vez arrebatar al lazo amarillo el significado que le dieron los secesionistas en Cataluña.

El proyecto implica la “compra de un rollo de cinta amarilla de 4 cm de anchura por cada comunidad de vecinos o manzana”, que se anudará en la farola “más septentrional y oriental que rodee la manzana o comunidad”.

Ese será el punto donde toda la gente de una comunidad podrá entregar a diario productos alimenticios y que abarquen otras necesidades, que “se dejarán al pie de la farola anudada en bolsas de plástico”, y podrán recoger allí los interesados.

Según Nacho Trillo, al frente de Resiste España, la idea es que el lazo amarillo lo lleve también quien lo desee en la solapa, lo que identificaría a su portador como alguien “a quien se puede pedir ayuda”.

La intención es triple, apunta Trillo: “Recuperar valores y patriotismo; combatir el lazo amarillo secesionista, y ayudar a quienes lo necesitan”, para “desatascar así los comedores sociales” y “hacer la solidaridad accesible a todos”. No descarta además implicar a formaciones políticas como Partido Popular y Vox.

El fuerte de esta campaña, según sus promotores, “es su viralización”, para lo que han hecho un primer vídeo “que sirva de ejemplo”, de manera que cada interesado lo repita después, se grabe y lo comparta con un mensaje: “Yo también quiero devolver a la bandera y al lazo amarillo su significado”.

Desde Resiste España aseguran que “la gente no es consciente de lo fácil que puede llegar a prestar ayuda a los necesitados y este pequeño empujón, además de motivarles para hacerlo, podrá salvar a miles de familias de una forma muy sencilla”.

El “color” del lazo amarillo, recuerdan, “siempre ha sido relacionado con la alegría, optimismo y energía”, pero “principalmente con la solidaridad”.

La forma de nudo “implica la unión, la fortaleza y el abrazo de las personas hacia alguien necesitado”.

En España “se ha tratado de asociar estratégicamente a los presos golpistas en Cataluña”, algo que los voluntarios de Nacho Trillo quieren cambiar, porque “no merecen aquellos que dieron un golpe de Estado apropiarse de algo que en absoluto les representa”.

Resiste España, nacido en plena pandemia en recuerdo de los fallecidos por Covid-19, destacó precisamente por su colaboración altruista durante el temporal causado por “Filomena” el mes pasado, trasladando a sanitarios y enfermos a centros sanitarios y hospitales en vehículos 4x4.