Marruecos señala al vicepresidente de “extrema izquierda” como “el origen de la crisis” con España

El semanario de la agencia oficial de noticias recuerda los intereses comunes sobre inmigración, seguridad y pesca y recuerda a nuestro país que ahora hay “una nueva realidad”

El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz (i), saluda al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en Madrid.
El presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz (i), saluda al líder de Podemos, Pablo Iglesias, en Madrid.Luca PiergiovanniEFE

Marruecos considera como “elocuente”, y “origen de la crisis”, “la postura del vicepresidente del Gobierno y jefe del partido de extrema izquierda Podemos, Pablo Iglesias”, en lo que se refiere a las relaciones con España. La revista BAB, que publica la agencia oficial de noticias MAP, señala, en el número de este mes, a Iglesias como el origen de “crisis políticas con Marruecos”. “Oficialmente, España se alinea con la posición de la ONU sobre el tema del Sáhara. La opinión pública en este país, como muchos políticos, sigue apoyando al Polisario entre bastidores”.

Pero alerta de que “los cambios recientes en este tema están perturbando a este país (se refiere al reconocimiento por los Estados Unidos de la marroquinidad del Sáhara). La geopolítica está cambiando radicalmente a unas pocas decenas de kilómetros de sus fronteras. Es una realidad que España no esperaba y que solo acepta de mala gana (...) parece haber cogido por sorpresa al vecino del Norte y a la antigua potencia colonial”.

“España, muy preocupada por este conflicto y formando parte del Club de Amigos del Sahara, acogió con frialdad la decisión estadounidense y, sobre todo, con mucha cautela (…) esta nueva realidad que no ayuda en nada a los asuntos de España. Cabe recordar que se trata de un país que alberga una base militar estadounidense en el suroeste de Andalucía y al que le afecta directamente la reciente decisión de Marruecos de dar base jurídica, con la aprobación de una ley a la delimitación de sus fronteras marítimas”. Asunto que afecta a Canarias.

“El vecino ibérico ya no sabe en qué pie bailar”

“El vecino ibérico ya no sabe en qué pie bailar. Y hay que decirlo, sabiendo que los vecinos del Norte conocen a la perfección el peso de Marruecos en determinadas cuestiones cruciales para toda Europa, en particular en los expedientes migratorios y de seguridad; y otros expedientes directamente relacionados con España, como el de la pesca”, subraya la publicación.

Como colofón, la revista pone de manifiesto una aparente contradicción: “lo que resulta aún más incomprensible en la actitud de España es que, si bien reprime severamente cualquier deseo de independencia en Cataluña, una comunidad de 7,5 millones de habitantes, sigue apoyando, entre bastidores, la autodeterminación de algunos miles de separatistas del Polisario”.

“España, concluye, como el conjunto de la Unión Europea, están llamadas a sentar las bases de una nueva relación con Marruecos, hecha de franqueza y transparencia”, informa Le360.