Vox se querella contra Echenique por incitar a cometer delitos

También interponen acciones contra los organizadores e inductores de las protestas contra la encarcelación del rapero Hasel

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique
El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo EcheniqueEUROPA PRESS/E. Parra. POOL Europa Press

Vox ha presentado una querella en los juzgados de instrucción de Madrid contra el diputado de Podemos, Pablo Echenique Robba y las personas que han “inducido, organizado y protagonizado” las protestas que han asolado durante toda la semana pasada las calles de numerosas ciudades españolas.

En el escrito, el partido que lidera Santiago Abasca denuncia a los autores materiales e intelectuales de las concentraciones celebradas desde el día 15 de febrero de 2021, -en relación con la detención e ingreso en prisión del condenado Pablo Hasel- por ser constitutivos de delitos regulados en los artículos 557-561-, delito de desórdenes públicos, daños, lesiones, y atentados a la autoridad. También extienden la denuncia contra el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Echenique por el delito de distribución o difusión pública de mensajes o consignas para realizar los delitos contemplado en el artículo 559 en relación con el 557 bis del Código Penal.

“Incitación” a cometer delitos

En la querella, la vicesecretaria jurídica de Vox indica que tras las diligencias de investigación “pudiera resultar acreditada conexión necesaria para su calificación como actos terroristas y/o vinculada a organización criminal de conformidad con los tipos penales contemplados en los artículos 570 bis y 579 del Código Penal” y con ello la competencia bien de la Audiencia Nacional o en el caso del Diputado Pablo Echenique, el Tribunal Supremo. Solicitan además que se le investigue a Echenique por haber alentado e indicado de forma clara la realización de estas graves acciones violentas, y con ello “cometer un delito de incitación a la comisión de delitos de alteración del orden público”.

En el escrito se recuerda que Pablo Hasel fue detenido para su ingreso en prisión en cumplimiento de condenas reiteradas de enaltecimiento del terrorismo, agresiones y otros delitos como injurias a la Corona y a las Fuerzas de Seguridad del Estado. Destacan por tanto que, “los graves actos violentos derivados de las concentraciones en diversas ciudades desde el pasado 15 de febrero y de momento hasta el 21 de febrero, han ocasionado numerosos y cuantiosos daños materiales” a particulares, tiendas, entidades bancarias, y mobiliario urbano, cifrados en más de 200.000 € en Madrid y 500.000 € en Barcelona y daños personales por las graves lesiones a los agentes de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado intervinientes del dispositivo de seguridad constituyendo delito de atentado contra la autoridad.

Vox recuerda lo que dice la doctrina constitucional por la que estos actos pudieran ser considerados “actos Terroristas” al tener como finalidad la creación de alarma y perturbación social grave, por ser “sistemáticos, reiterados e indiscriminados”.