La Eurocámara vota a favor de levantar la inmunidad a Carles Puigdemont

La decisión final sobre el futuro del expresident y los ex consellers Toni Comín y Clara Ponsatí llegará en la sesión plenaria del próximo mes de marzo

Thumbnail

Todo indica que el momento en el que Carles Puigdemont vuelva a comparecer ante la justicia está cada día más cerca. La comisión de Asuntos Jurídicos del Parlamento Europeo ha votado hoy a favor de levantar la inmunidad al expresident de la Generalitat Carles Puigdemont y a los ex consellers Toní Comín y Clara Ponsatí por 15 votos a favor, 8 en contra y 2 abstenciones.

Ayer los miembros de esta comisión parlamentaria debatieron a puerta cerrada el informe presentado por el ponente, el eurodiputado búlgaro Angel Dzhambazki que abogaba porque esta inmunidad, ligada a la condición de eurodiputados de los políticos independentistas, para que sea levantada. Hoy los miembros de esta comisión han respaldado el criterio del ponente, perteneciente a la familia política de los conservadores y reformistas, grupo en el que se encuadran tanto Vox como los separatistas flamencos de N-VA que respaldan a Puigdemont.

Última palabra, en marzo

La última palabra llegará con la votación en el pleno de la Eurocámara en la semana del 8 de marzo, que deberá pronunciarse por mayoría simple, sin que los afectados puedan intervenir en la sesión. Según ha explicado el presidente de esta comisión parlamentaria, el eurodiputado de Ciudadanos Adrián Vázquez, si el pleno del hemiciclo vota en el mismo sentido que la comisión parlamentaria, el levantamiento de la inmunidad será inmediato.

La Eurocámara tan sólo puede denegar el suplicatorio si está originado por las opiniones o votos del eurodiputado en el ejercicio de sus funciones o si el levantamiento de la inmunidad tiene como objetivo “perjudicar la actividad política del afectado y en consecuencia la independencia de la institución”, lo que en Derecho se denomina principio de fummus persecutionis. En su informe, Dzhambazki sostiene que los cargos imputados a los políticos independentistas sucedieron antes de que asumieran el cargo público de eurodiputados, por lo que es suplicatorio no guarda relación con sus responsabilidades en la Eurocámara. En la práctica, la gran mayoría de solicitudes del suplicatorio suelen resolverse a favor del demandante.

Los tres políticos independentistas fueron elegidos en las elecciones del Parlamento Europeo en mayo de 2019. Aunque en esos momentos se encontraban fugados de la justicia española, el juicio del proces todavía no había tenido lugar y por eso no habían sido inhabilitados para ocupar un cargo público.

Aunque ninguno de los tres líderes soberanistas viajó a España para seguir el procedimiento español que permite recibir el acta de eurodiputado, una sentencia posterior del Tribunal de Justicia de la UE falló a favor del derecho de los políticos independentistas a ocupar su escaño en el hemiciclo europeo. Aunque esta solicitud de suplicatorio debería haberse resuelto hace meses, las restricciones impuestas por la pandemia y la necesidad de contar con el visto bueno de los servicios jurídicos han dilatado este trámite.

Cada voto, cuenta

El paso de hoy no es el definitivo y cada voto cuenta, en la comisión parlamentaria se encuentran representadas todas las fuerzas políticas del hemiciclo. Se espera que populares, los liberales de Renew Europe ( fuerza en la que se encuadra Ciudadanos) y la gran mayoría de lo conservadores y reformistas voten a favor del suplicatorio solicitado por las autoridades españolas mientras los socialistas han evitado hasta el momento desvelar claramente su posición.

Si el pleno Parlamento Europeo acaba votando a favor del levantamiento de la inmunidad, Puigdemont seguiría siendo eurodiputado pero se reanudaría la solicitud de euroorden realizada por las autoridades españolas a la justicia belga. En el mes de enero, Bélgica denegó de manera definitiva la extradición del exconseller Lluís Puig al considerar que el Tribunal Supremo español no es competente para realizar esta petición, sin llegar a valorar la equivalencia de delitos por los cargos imputados. Los abogados de Puigdemont confían en que los tribunales belgas vuelvan a dictaminar en el mismo sentido. Hasta el momento, la justicia del país no se ha pronunciado sobre el fondo de la cuestión.