Vox advierte de que estamos viviendo “un golpe de Estado a cámara lenta”

Los de Abascal consideran que el acto de conmemoración del 23F oculta un intento de “injuriar a la Corona” y recuerdan que el golpe separatista en Cataluña “no recibe la repulsa de la Cámara Baja”

El líder de Vox, Santiago Abascal, junto al portavoz del partido en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros
El líder de Vox, Santiago Abascal, junto al portavoz del partido en el Congreso, Iván Espinosa de los MonterosJuan Carlos HidalgoEFE

El partido que lidera Santiago Abascal ha advertido a través de un manifiesto las verdaderas intenciones que se ocultan detrás de conmemorar hoy el 23-F cuando la pandemia deja unas cifras de 100.000 muertos, millones de hogares arruinados o una deuda pública en niveles de guerra.

Vox considera que, tras “siete días consecutivos de terrorismo urbano en las calles, golpistas en las instituciones, ataques permanentes a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no es el momento, por muy redonda que sea la cifra, para que el Congreso se ponga a revisitar tristes episodios de hace 40 años”.

Es más, los de Abascal advierten de la firme convicción de que, muy lejos de condenar un golpe de otro milenio, “los partidos del Gobierno sólo tratan de desviar la atención sobre sus responsabilidades del presente, aprovechando, como suelen hacer, para injuriar a la Corona”. Vox asegura que participa en dicho acto con una finalidad: “Acompañar al Rey y recordar el papel esencial que la Monarquía representó, tanto en el 23-F como en la última intentona golpista, en octubre de 2017″ y salvaguardando la democracia y la soberanía nacional. Además, el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros advirtió de que ahora estamos viviendo un “golpe de Estado a cámara lenta”.

Golpe separatista

Además, Vox destaca que ahora nos encontramos con otro golpe separatista en Cataluña, al igual que la violencia callejera que invade las calles de España, y critican que ello “no reciben el rechazo unánime de esta Cámara -con el que sí cuenta el Golpe del 23F- ni son objeto de actos de repulsa”, sino que, por el contrario, “están amparados -cuando no instigados-, desde los mismos pasillos que hoy acogen este acto de recuerdo del 23F”.

Voz reitera su apoyo a la Corona “cuya figura es hoy, igual que hace cuarenta años, garante del orden y la libertad y blanco, por tanto, de quienes quieren acabar con uno y otra”. Además, señala a quienes desde las instituciones alientan un golpe de Estado a cámara lenta para socavar los cimientos de la convivencia. “Seremos dique de contención y estaremos siempre frente a quienes ataquen la ley y el orden constitucional. Estén estos en las calles, en los escaños del Congreso de los Diputados o en el mismísimo Palacio de la Moncloa”, subrayan.