El Rey pone en valor a su padre: “La autoridad de Don Juan Carlos fue determinante”

Felipe VI destaca en su discurso en el Congreso el papel de su padre para desarticular el golpe del 23 de Febrero: “asumió su responsabilidad y su compromiso con la Constitución”

Thumbnail

El Jefe de Estado ha realizado un encendido elogio de su padre, Juan Carlos I, durante su discurso en el Congreso de los Diputados con motivo del 40º Aniversario del intento de Golpe de Estado: “Su firmeza y autoridad fueron determinantes para la defensa y el triunfo de la democracia”. Poco antes ya había citado las palabras de su padre aquella noche de 1981 señalando que “el Rey Juan Carlos I asumió como Jefe de Estado su responsabilidad y su compromiso con la Constitución”.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el presidente del Gobierno Pedro Sánchez saludan a Felipe VI
La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, y el presidente del Gobierno Pedro Sánchez saludan a Felipe VISUSANA VERAREUTERS

Esa noche yo fui testigo también –todavía niño– de aquel episodio histórico y aprendí el inmenso, el incalculable valor que tiene la libertad para el pueblo español”, ha reconocido el Rey que también en el pasaje final de su intervención ha recordado el papel del conjunto de la sociedad: “Se lo debemos al pueblo español que, días después de aquella noche que hoy recordamos, manifestó de manera ejemplar su defensa de la libertad, la democracia y la Constitución”.

En otro momento determinante del discurso, Felipe VI ha renovado su compromiso con el sistema constitucional en unas palabras levemente distintas que las que utilizó su padre hace 40 años. Concretamente ha cambiado “patria” por “Estado”. “Hoy como Rey, símbolo de la unidad y permanencia del Estado, mi compromiso con la Constitución es más fuerte y firme que nunca. Como también es inequívoca la voluntad de la Corona de ser una Institución que incluya, integre y cohesione a todos los españoles”, ha dicho.

Las palabras de Felipe VI han sido el punto culminante del acto celebrado esta mañana en la Cámara Baja, un acto al que las fuerzas independentistas han decidido no acudir. En efecto, ERC, PNV, Bildu, Junts, el PDeCAT, el BNG y la CUP han decidido «plantar» al Rey y al resto de fuerzas constitucionalistas como viene siendo habitual en todos los encuentros en los que, de una manera o de otra, se pretenda celebrar la vigencia de un orden constitucional que se han propuesto superar.

El rey Felipe VI a su llegada al Congreso de los Diputados este martes con motivo del 40 aniversario del 23F.
El rey Felipe VI a su llegada al Congreso de los Diputados este martes con motivo del 40 aniversario del 23F.Emilio NaranjoEFE

Ha sido la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, la encargada de abrir esta ceremonia, que ha comenzado a la una del mediodía en el Salón de Pasos Perdidos y, tras su intervención, tomó la palabra el Jefe del Estado. Previamente Batet había recibido al Rey en la Carrera de San Jerónimo junto al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la presidenta del Senado, Pilar Llop; el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; y el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes. Los gritos de “viva España” y “viva el Rey” consiguieron ahogar las consignas de algunos manifestantes antisistema. Como marca la tradición, Felipe VI, acompañado de los representantes de las altas instituciones del Estado, ha accedido al Palacio por la conocida como Puerta de los Leones y se ha dirigido al Escritorio del Reloj para saludar a los invitados.

Han estado presentes los ponentes de la Constitución que aun están vivos, Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón y Miquel Roca, los cuatro vicepresidentes del Gobierno, los miembros de la Mesa del Congreso de los Diputados y los portavoces de los distintos grupos parlamentarios (con las ausencias antes mencionadas).

En su discurso Batet celebró la decidida “reacción de las instituciones que, lideradas por Su Majestad el Don Juan Carlos (...) derrotaron a los golpistas”. Para la presidenta del Congreso, “gracias a todos ellos el intento de golpe de estado pertenece al pasado y resulta inconcebible para la sociedad española de hoy”. Batet cree que se ha producido una “consolidación de nuestro compromiso democrático” que ha convertido a España en una “democracia reconocida en el mundo y plenamente insertada en las organizaciones internacionales”. La dirigente socialista ha recordado las palabras con las que Landelino Lavilla, presidente del Congreso en 1981 reabrió el Congreso el 24 de febrero: “Hoy es el momento de declarar que el grito de “viva España” no significa nada distinto que lo que significa “viva la constitución””.

La cita ha servido de pretexto también para que el presidente Sánchez y Pablo Casado, en su calidad de líder de la oposición, coincidan. En encuentro tiene lugar cuando sus partidos están ultimando un acuerdo para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyo mandato caducó hace más de dos años.

La última vez que el Rey estuvo en el Congreso fue el pasado 2 de febrero para asistir a la Apertura Solemne de las Cortes Generales de la XIV legislatura. Un año después, regresa al Palacio de San Jerónimo en esta ocasión para participar en recuerdo del intento de Golpe de Estado.