El juez de “Kitchen” investiga al ex dos de Interior por reunirse con el preso que vendía audios de Villarejo

Anticorrupción reclamó su comparecencia para interrogarle sobre el encuentro que mantuvo con Alfonso Pazos, que fue detenido por “distribuir, facilitar o negociar con la documentación” que esconde el excomisario

El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez tras declarar en la Audiencia Nacional por el 'caso Kitchen'
El ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez tras declarar en la Audiencia Nacional por el 'caso Kitchen'Alberto R. RoldánLa Razón

El juez que investiga en la Audiencia Nacional el “caso Kitchen”, Manuel García Castellón, ha citado a declarar como investigado al ex secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez para que explique el motivo por el que se reunió con el abogado Alfonso Pazos, el preso de confianza de José Manuel Villarejo que fue detenido, especifica la Fiscalía Anticorrupción, por “distribuir, facilitar o negociar con la documentación a disposición del excomisario”, según consta en un auto de 22 de febrero, al que ha tenido acceso LA RAZÓN.

Martínez ya está imputado en el procedimiento de “Kitchen”, ya que tanto el Ministerio Fiscal como el propio magistrado que instruye la causa consideran que este excargo del Gobierno de Mariano Rajoy fue uno de los responsables del Ministerio del Interior de la operación destinada al robo de las pruebas de las que disponía el extesorero del PP Luis Bárcenas de la supuesta implicación de excargos del PP en el “caso Gürtel”.

La Fiscalía ha pedido al instructor esta nueva comparecencia de Martínez después de recibir un informe policial en el que se detalla el encuentro que tuvo lugar el 11 de septiembre de 2020 entre Francisco Martínez y Alfonso Pazos: “Quien desde el Centro Penitenciario de Logroño aprovechaba las salidas realizadas con ocasión de los permisos penitenciarios de que disfrutaba para mantener reuniones y contactos con diferentes personas” para repartir las grabaciones de Villarejo, con quién había coincidido en la cárcel de Estremera (Madrid).

Entrevista con Pazos

La reunión tuvo lugar, según indica el oficio policial, en el Hotel Meliá Torre Madrid: “En ese mismo hotel, concretamente en la cafetería, se encontraba esperando Francisco Martínez, con quien poco después se entrevista Alfonso Pazos. En concreto, sobre las 18:15 horas mantienen una reunión de aproximadamente una hora de duración”, destaca el acta de vigilancia.

El documento policial explica que Pazos acudió directamente a la cita desde su vivienda en Guipúzcoa, y entró en el hotel “portando una mochila negra sobre los hombros”, mientras que la mujer del preso llevaba “una maleta tipo trolley”.

“A las 19:18 horas Martínez abonó con una tarjeta de crédito las consumiciones que ambos estaban tomando y tras despedirse de Alfonso Pazos procede a abandonar el hotel por el hall principal. Pazos permanece en la cafetería del hotel pidiendo otra consumición”, especifica el acta, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, y que concluye que un agente observó al ex secretario de Estado de Seguridad caminar “escasos metros entrando en la boca de Metro de Plaza de España”.

Otros dos testigos

Además de la comparecencia de Francisco Martínez, cuya fecha no se concreta, el magistrado ha acordado citar como testigos a los dos agentes que se encargaron de transferir el contenido de dos teléfonos móviles que le fueron sustraídos al extesorero del PP. La Fiscalía Anticorrupción considera necesaria su comparecencia, pese a que ambos policías ya confirmaron su actuación, con la finalidad de «concretar la fecha y las circunstancias en que se llevó a cabo esa operación».

Según declaró el comisario Enrique García Castaño, él mismo entregó al ex secretario de Estado de Seguridad en un ordenador, que compró con fondos reservados, la documentación que le fue sustraída a Bárcenas.

En el mismo sentido, el ex comisario Villarejo aseguró en una de sus grabaciones que el ex secretario de Estado había sido el responsable de coordinar la «Kitchen». Por el contrario, Martínez declaró no haber tenido conocimiento de estos hechos.