Los nombres del nuevo CGPJ: del caso Dina a la mujer de Llarena

Alejandro Abascal irá a propuesta del PP, Inmaculada Montalbán volverá al Consejo y entra Gema Espinosa, mujer de Pablo LLarena

Alejandro Abascal, junto al magistrado Manuel García Castellón, en cuyo juzgado está destinado en comisión de servicios
Alejandro Abascal, junto al magistrado Manuel García Castellón, en cuyo juzgado está destinado en comisión de serviciosLa Razón

PSOE y PP continúan limando los flecos para cerrar el tan esperado acuerdo de renovación del Consejo General del Poder Judicial; un acuerdo que buena parte de los vocales confiaban en que se produjese ayer o, al menos, se informe oficialmente en la mañana de hoy antes de que comience el Pleno y se tenga que abordar los ocho nombramientos pendientes, al verse obligado Carlos Lesmes a incluirlos en el orden del día tras solicitarlo ocho vocales, tanto del grupo «conservador» como «progresista»”. De hecho, ahora no se descarta que sea hasta la próxima semana cuando culminen las negociaciones y se anuncie de forma oficial la renovación, tras más de dos años desde que venció el mandato, del Consejo.

Al cierre de esta edición continuaban los «negociadores» intentando cerrar el círculo para poder comunicar finalmente el pacto, aunque la idea es no divulgar los nombres hasta que sean oficialmente nombrados por Congreso y Senado. Uno de los escollos estaba en el nombre que presidirá el órgano de gobierno de los jueces y magistrados durante, el menos, los próximos cinco años. En esa «quiniela» una de las primeras apuesta del PSOE es Pilar Teso, magistrada de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, mientras que el PP sacó a relucir el nombre del presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas

Pese a ello, sí hay al menos cinco nombres que se dan por prácticamente seguros que estarán en la próxima configuración del CGPJ por el turno de procedencia judicial: Los magistrados del Tribunal Supremo Ángel Arozamena y José Antonio Montero, quienes serán designados con toda seguridad a propuesta del PSOE y PP, respectivamente, Alejandro Abascal, Gema Espinosa e Inmaculada Montalbán.

Arozamena y Montero irán por la «cuota» del Tribunal Supremo, ya que la actual legislación establece que dos plazass de vocales deben reservarse para magistrados de ese tribunal, y aunque hay una tercera peticionaria, Inés Huerta, entraría en edad de jubilación forzosa dentro de la Carrera Judicial durante el mandato y, de ser elegida, tendría que abandonar el CGPJ y su puesto no sería ocupado por nadie, al no haberse presentado más candidatos por el Supremo.

Alejandro Abascal, miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura, ingresó en la Carrera en 2008, magistrado desde 2013 y tiene plaza como juez de adscripción territorial (JAT) a disposición del presidente del TSJ de Madrid. Ha estado en comisión de servicio en el Central 6 de la Audiencia Nacional, del que es titular Manuel García Castellón, de marzo a diciembre de 2016 y posteriormente otra vez desde febrero de 2019 hasta el pasado mes de diciembre, cuando se le renovó por otro seis meses la comisión de servicios. De esta forma, actualmente está destinado en comisión de servicios en citado juzgado de la Audiencia Nacional.

Durante estos años ha instruido una parte del «caso Púnica», del también llamado «caso Lezo» y del «caso Dina». De hecho, fue quien ordenó a la Policía investigar el robo del teléfono móvil de Dina Bousselham, exasesora de Pablo Iglesias.

Gema Espinosa, por su parte, está destinada en la Audiencia Provincial de Barcelona. Fue directora de la Escuela Judicial y mujer del magistrado Pablo Llarena. Durante su mandato en la Escuela Judicial sufrió las amenazas de radicales catalanes en no pocas ocasiones, al igual de su familia, por el sólo hecho de ser la esposa de quien instruía la causa del «Procés».

Pese a que pertenece a la Asociación Profesional de la Magistratura decidió concurrir en solitario y recabar los avales necesarios para presentar su candidatura sin el paraguas de ninguna asociación.

Por su parte, Inmaculada Montalbán es actualmente magistrada del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. El Consejo no le sería desconocido, ya que fue vocal desde 2008 a 2013, bajo la presidencia de Carlos Dívar, en un primer momento, y de Gonzalo Moliner posteriormente. Miembro de Jueces para la Democracia, en los que años en que estuvo en el Consejo fue presidenta del Observatorio Contra la Violencia de Género.

Por otro lado, quien también cuenta con no pocas opciones es Ignacio Espinosa, tío del ministro Alberto Garzón, y a quien el PP no ha vetado en ningún momento –al contrario de, como ya informó este periódico, si sucedió con Victoria Rosell y José Ricardo de Prada–. Ha sido 16 años presidente del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, contando siempre con apoyos más que relevantes entre los vocales. Pertenece a Jueces para la Democracia, de la que ha sido portavoz.

También figura como muy probable en las «quinielas» el magistrado Raúl Sánchez Conesa, destinado en Murcia , quien sería propuesto para vocal por el Partido Popular.