Los periodistas investigados en el “caso Dina” defienden que el perdón a Iglesias de su exasesora también les incluiría a ellos

El letrado Sergi Mercé concluye que “resultaría procesalmente improcedente que la señora Bousselham tratara de excluir al señor Iglesias mientras mantiene la acción penal contra Alberto Pozas y Luis Rendueles”

El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias (i), durante la sesión de control al Gobierno del pasado miércoles
El vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias (i), durante la sesión de control al Gobierno del pasado miércolesMariscalEFE

Los periodistas investigados en el “caso Dina” por entregar al excomisario José Manuel Villarejo un ‘pendrive’ con información procedente del teléfono móvil de Dina Bousselham, exasesora de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, defienden que esta dirigente de Podemos ”pretende excluir selectivamente al señor Iglesias” como responsable de un delito de revelación de secretos; una decisión que, según consideran ambos informadores basándose en un auto del Tribunal Supremo, “no resulta posible”.

En un escrito de 24 de febrero dirigido al juez que investiga la causa en la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, el abogado Sergi Mercé, que ejerce la defensa letrada de ambos periodistas, pone de manifiesto que “existe una directa conexión entre el descubrimiento de secretos del que sería autor el señor Iglesias, y el descubrimiento que se atribuye a los señores Alberto Pozas y Luis Rendueles, dado que se trataría -aparentemente- de la misma información, los hechos se habrían llevado a cabo en un mismo período temporal, y la actuación de unos y la del otro están estrechamente vinculadas, trayendo causa una de la otra”.

Así, explica el letrado, “o bien la señora Bousselham persigue penalmente al señor Iglesias, al señor Pozas y al señor Rendueles, o bien los excluye a los tres, pero lo que no puede es perseguir a unos y excluir a otro”, indica de forma literal el defensor.

“Procesalmente improcedente”

Por lo tanto, concluye Sergi Mercé, “resultaría procesalmente improcedente, de acuerdo con el referido Auto de la Sala Segunda del Tribunal Supremo, que la señora Bousselham tratara de excluir al señor Iglesias mientras mantiene la acción penal contra los periodistas”.

En el escrito, el letrado asegura que no se opone a las diligencias de investigación solicitadas por Bousselham, pues consideran que buscan acreditar “lo que esta parte ha venido siempre sosteniendo: que había una investigación policial en marcha sobre Podemos y el señor Iglesias y que, por tanto, el requerimiento de información efectuado por el señor Villarejo a mis defendidos lo fue en el ámbito de dicha investigación”. Es decir, que entregaron el ‘pendrive’, cuyo contenido no publicaron, a un agente de la autoridad, en alusión al excomisario Villarejo.

En el mismo sentido, Mercé recuerda que el auto de 27 de enero de 2021 mediante el cual el Tribunal Supremo reclama al juez García Castellón que profundice en su investigación, también dice que Villarejo actuó como “instigador de revelación y ulterior descubridor”, por lo que la entrega de la información por parte de los periodistas al excomisario no debería generar ningún tipo de responsabilidad penal.