Prorrogado el cierre de las fronteras de Ceuta y Melilla

El cierre de los pasos se mantendrá, al menos, hasta el 1 de abril

Imagen de la nueva valla fronteriza de 10 metros de altura instalada en Melilla, en la zona sur entre el paso fronterizo de Beni Enzar y el Dique Sur. EFE/Blasco de Avellaneda
Imagen de la nueva valla fronteriza de 10 metros de altura instalada en Melilla, en la zona sur entre el paso fronterizo de Beni Enzar y el Dique Sur. EFE/Blasco de AvellanedaBLASCO DE AVELLANEDAEFE

Las fronteras de Ceuta y Melilla con Marruecos, que llevan un año cerradas, permanecerán clausuradas, al menos, hasta el 31 de marzo, según una orden del Ministerio del Interior publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado.

De esta manera, los pasos del Tarajal, en Ceuta; y de Beni Enzar, en Melilla, permanecerán cerradas y no existe una fecha prevista para su apertura ya que, en función de la evolución de la pandemia, se podría prorrogar aún más.

Además, aún no existe fecha para la anunciada cumbre hispano-marroquí, que fue aplazada el pasado mes de diciembre, en teoría por la pandemia pero que respondía al malestar que habían producido en el vecino país unas declaraciones del vicepresidente Iglesias sobre el Sáhara Occidental y el Frente Polisario.

Este asunto, sobre todo después del reconocimiento por los Estados Unidos de la marroquinidad del antiguo Sáhara español, se ha convertido en un asunto de estado, que han visto reforzada su posición de una manera considerable.

El mantenimiento del cierre ha causado problemas a las personas de nacionalidad marroquí que quedaron atrapadas en las ciudades autónomas. Algunas de ellas han sido repatriadas con la apertura de las fronteras de una manera puntual.

Con todo, la clausura ha provocado protestas masivas en la ciudad magrebí de Castillejos, donde el cierre ha provocado una mala situación económica. Se han producido manifestaciones y concentraciones en las que se ha reclamado la apertura para que los que trabajaban en Ceuta puedan volver a hacerlo.