Derecha: un millón de votos más que en el 96 pero sin poder gobernar

PP, Cs y Vox suman juntos más de un millón de votos que en la primera victoria popular de Aznar, pero la fragmentación les castiga. Abascal se dispara tras las catalanas y la coalición sumaría hoy 13 escaños menos que el 10-N

Thumbnail

La fragmentación del bloque de centro derecha y su cerrazón a no aglutinarse en torno a un mismo espacio aleja, a día de hoy, la posibilidad de que, de celebrarse elecciones generales en España de manera inminente, este bloque pueda obtener la gobernabilidad del país, a pesar de contar, en la actualidad, con más músculo electoral del que se valió en 1996 el popular José María Aznar en los comicios de 1996.

Según la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, el bloque de la derecha (PP, Cs, Vox y Navarra Suma) logra 10,8 millones de votantes y el 46,4% de los votos. Juntos tienen una horquilla de entre 162 y 167 diputados. Hasta 1,1 millones más de votantes que el resultado que obtuvo José María Aznar hace -justo ahora- 25 años, en 1996, cuando logró la primera gran victoria en solitario del PP.

Unos datos que convienen analizar hoy, un cuarto de siglo después del primer gran resultado del PP, cuando reinaba el bipartidismo. Entonces, el dirigente popular logró aunar en solitario a 9,7 millones de votantes y el 38,79% del voto y 156 escaños. Un resultado abrumador con el que el PP logró gobernar gracias al apoyo de investidura de CIU, PNV y Coalición Canaria, y que cuatro años después superaría consiguiendo la mayoría absoluta con 183 escaños. Este análisis es esclarecedor a la par que desfavorecedor para estos partidos: la fragmentación en el espacio ideológico de la derecha les impide gobernar en España a pesar de obtener unos mejores resultados en votantes y porcentaje de votos que Aznar. Frente a estos resultados, si miramos a la izquierda el PSOE seguiría siendo el partido más votado y con el apoyo de investidura de los partidos nacionalistas e independentistas en el Congreso de los Diputados, volvería a revalidar La Moncloa. Juntos suman entre 182 y 187 escaños y el 51,6% de los votos.

En cuanto a los resultados en general, se observa como Vox arrastra ya a nivel nacional su asalto al Parlament del pasado 14 de febrero, donde irrumpió con once escaños. El partido ya suma entre 9 y 10 escaños más que en la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, del pasado 3 de enero.

De celebrarse elecciones generales de manera inminente, el partido afianzaría su tercera plaza en el Congreso de los Diputados con entre 60 y 62 escaños. Una subida de entre 8 y 10 escaños respecto al pasado 10-N.

Bloques encuesta NC Report
Bloques encuesta NC ReportT. Nieto

El alza de Vox influye ya en los resultados de los populares y, en mayor medida, en los de Cs. El PP baja cinco escaños respecto a la última encuesta, antes de las elecciones catalanas, y se quedarían entre 97 y 99 escaños. Sin embargo, respecto al 10-N, supone una subida, de entre 8 y 10 escaños. Tras la debacle de Cs en Cataluña con un saldo negativo de 30 escaños, el partido naranja se situaría ahora en el Congreso como novena fuerza, pierde en un mes hasta siete escaños y entre siete y ocho desde los últimos comicios.

En el bloque de izquierdas, el PSOE también aumenta, lo que refuerza la estrategia de Moncloa de apostar por el «efecto Illa». Suma cinco escaños más en un mes. De repetirse elecciones continuarían como primera fuerza con entre 115 y 117 diputados, aunque entre tres y cinco menos que hace un año. Unidas Podemos sigue sin sacar rédito a su estancia en el Gobierno, pierde entre dos y tres escaños, a pesar de haber salvado los muebles en Cataluña. Una bajada de 8 escaños desde el 10-N.

La encuesta refleja la estabilidad de los bloques izquierda-derecha, en los últimos dos meses. La derecha ha pasado desde de representar el 46.5% del voto, al 46,4%. La izquierda suma del 40,4% al 40,8%. A un año vista de las elecciones, el bloque gubernamental se encuentra a la baja mientras que el bloque de derechas se refuerza.