Detenidos cuatro inmigrantes irregulares magrebíes por una violación grupal en Gran Canaria

Todos ellos eran mayores de edad y pasarán a disposición judicial. En aplicación de la doctrina establecida por el Supremo tras el sumario de La Manada, a cada uno de ellos se les atribuyen cuatro delitos de agresión sexual

Un agente de la Guardia Civil, junto a un coche patrulla
Un agente de la Guardia Civil, junto a un coche patrullaGUARDIA CIVIL GUARDIA CIVIL

La cuestión migratoria tensa la situación en Canarias, sobre todo, después de conocerse la presunta agresión sexual de cuatro jóvenes inmigrantes magrebíes llegados de forma irregular en las últimas semanas a la isla de Gran Canaria.

Según consta en la denuncia de la víctima, los hechos ocurrieron el pasado viernes en la localidad turística de Mogán cuando la joven, de origen irlandés y residente en las islas desde hace varios años, paseaba por el parque donde el grupo estaba sentado.

Según publica el diario regional Canarias7, uno de ellos tiene antecedentes por hechos similares y los cuatro estaban alojados en establecimientos turísticos del sur de la isla. Detenidos por la Guardia Civil, pasarán este miércoles a disposición del juzgado de guardia de San Bartolomé de Tirajana.

En los últimos meses la crispación social ha ido en aumento en el archipiélago. El traslado de los hoteles a los campamentos aún no culmina, y las condiciones en las que están en éstos últimos han sido también cuestionadas.

Mientras tanto, la polémica continúa. Desde hace cuatro días un total de 64 inmigrantes que estaban acogidos en el Campamento Canarias 50, en el popular barrio de La Isleta de Las Palmas de Gran Canaria, continúan en la calle y la Cruz Roja se niega a readmitirlos. Las razones que se han conocido es que la expulsión se dio en un contexto de agresividad que atentaba contra las normas básicas de convivencia. Los ahora expulsados no querían ser reubicados dentro del campamento, y eso motivó el enfrentamiento al interior de las instalaciones.

El grupo ha pasado la noche en el patio de la iglesia de San Pedro, asistidos por el párroco y varios voluntarios donde les han dado ropa y alimentos. El sacerdote Jorge Duarte ha pedido una solución de acogida temporal, ya que el comedor social de la iglesia no tiene capacidad para atender, tanto la demanda del barrio como ahora la atención de los inmigrantes.

Pero los sucesos en los que se han visto involucrados inmigrantes también tienen otra cara dramática. Este martes se encontró el cuerpo sin vida de un joven inmigrante que llevaba varios días durmiendo en una céntrica calle de la capital y que también habría llegado de forma irregular. Según algunos vecinos, llevaba varias semanas en la zona y lo habían visto acompañado de otros migrantes.

Organizaciones sociales como Somos Red Solidaria, una plataforma vecinal que ofrece ayuda a las personas que llegan de forma irregular y quedan atrapadas en las islas, pide que se permita a estas personas continuar su tránsito migratorio y evitar que muchos de ellos acaben así.

De hecho, días antes había saltado a los medios la imagen de un migrante que dormía en un contenedor de basura en la zona turística de Playa del Inglés, y que, accidentalmente, acabó en el camión del servicio de recogida de residuos municipal. Fueron los gritos del joven, también de origen magrebí, que al caer al interior del camión alertaron al personal de limpieza y pudieron rescatarlo. Según se informó entonces, estuvo acogido en uno de los hoteles de la zona, pero se desconoce si fue expulsado del complejo o había decidido dejar las instalaciones.