Detenido un youtuber que pretendía cortar el pelo a los transeúntes en la Puerta del Sol de Madrid

Borja Escalona lanzó la maquinilla contra una persona que se encaró con él y le rompió el tabique nasal a una mujer

Borja Escalona, en una imagen de You Tube
Borja Escalona, en una imagen de You Tubejmzbor

El deseo de algunos youtubers de lograr “perfomances” que les den muchas visualizaciones parece estar en el origen de un incidente que se produjo el pasado jueves en la Puerta del Sol de Madrid.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes policiales, un conocido youtuber paseaba por la citada plaza con una máquina de eléctrica de las que se utilizan para rapar el pelo o la barba.

Hacía además de acercarse a los transeúntes con la intención, al menos en apariencia, de cortarles el pelo, en una especie de reto personal que iba grabando.

En principio, la gente reaccionó con indiferencia hasta que un joven, al que se acercó con intenciones “rapadoras”, le dio manotazo y logró que la maquinilla cayera al suelo.

La reacción del youtuber fue la de perseguir al joven, pedirle que le recogiera el artilugio e, incluso, que se lo pagara. Ante la negativa, fue él mismo el que la cogió del suelo y se la tiró. No le acertó, pero sí a una señora que pasaba por el lugar a la que rompió el tabique nasal. El joven llegó a pedir disculpas al youtuber y sólo recibió amenazas e insultos.

Ante el cariz que cobraban los hechos, dos agentes de Policía que iban de paisano, y estaban libres de servicio, realizaron una primera intervención y avisaron a sus compañeros que estaban en la Puerta del Sol, que procedieron a la detención del youtuber.

El arrestado es Borja Escalona, que incluso llegó a subir en redes sociales el vídeo que, posteriormente, fue borrado. Este “youtuber” ya cuenta con antecedentes por delitos varios, como contra la seguridad vial.

La víctima fue atendida por miembros del Samur-Protección Civil y traslada con una posible fractura de nariz al Hospital Gregorio Marañón.

La detención del “youtuber” fue realizada por agentes de la Brigada Móvil de la Policía Nacional, debido a sus versiones contradictorias y su agresividad con los agentes. El pasado viernes pasó a disposición judicial.