Toni Cantó no conocía la decisión de la moción: “Pueden imaginar qué pienso”

Girauta recuerda en su cuenta de Twitter un vídeo de Arrimadas con un " ... tiene un problema moral”

El portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó durante una Sesión de Control al Gobierno valenciano
El portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó durante una Sesión de Control al Gobierno valencianoRober Solsona Europa Press

El anuncio de la moción de censura que Ciudadanos ha pactado con el PSOE para hacerse con el gobierno de la Región de Murcia y el ayuntamiento ha creado un terremoto en la formación naranja y en la Ejecutiva del partido no todos conocían esta decisión.

El portavoz de Cs en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó indicó en su cuenta de Twitter que cualquiera que le conozca “puede imaginar qué pienso de la decisión que ha tomado mi partido en Murcia y de las consecuencias que eso acarrea”. Además, ha confesado que como “gran parte de la Ejecutiva, no era conocedor de esta decisión” que, según reveló la formación naranja de Murcia había sido consensuada con la dirección nacional del partido. Por ello Cantó subraya que ha pedido una “convocatoria urgente” para poder trasladar allí su opinión.

El golpe de mando que ha dado Arrimadas, cuando se cumple un año de su liderazgo al frente de Cs, después de asegurar el pasado jueves que aún no había podido consolidar su proyecto territorial para afianzar las estructuras y que su estrategia seguía en marcha, ha sido también duramente criticado por el que fuera exportavoz de los naranjas, Juan Carlos Girauta.

En sus redes sociales, el exportavoz de Cs en la etapa de Rivera escribió un tuit poco después de que se conociera la noticia, sin citar el nombre de Inés Arrimadas: “Pues nada, a ver si los más rezagaditos entienden de una vez quién es, qué es y qué mueve a esta señora”.

Asimismo, Giratua recordó con un vídeo las palabras de la líder de Cs donde garantizaba que en su partido “estamos centrados en salvar vidas y empleos. Quien esté pensando en este momento en poner en peligro la estabilidad de los gobiernos, tiene un problema moral”. ... “Tiene un problema moral”.

También se ha dejado notar la disconformidad entre algunos sectores de Ciudadanos donde, la decisión ha roto al partido algo más de lo que estaba e incluso, ha hecho que algunos militantes manifestaran su intención de darse de baja.

Sin “coherencia”

Desde Renovadores de Cs, una de las corrientes críticas del partido no están de acuerdo con el proceder. Consideran que en Murcia se están haciendo una moción contra ellos mismos. “Tendrían que haber salido primero del gobierno murciano y luego formalizar una moción” de censura o una convocatoria electoral, sostienen. “No se ha hecho con coherencia”. Además, subrayan que en el partido, como no hay debate, las decisiones solo las toma el núcleo de Arrimadas, que es “muy reducido”. “Así es más fácil cometer errores” y consideran que esto les pasará factura. “No se ha respetado el procedimiento del buen hacer”.

“Acciones valientes”

Por otro lado, el exdiputado de Ciudadanos, Toni Roldán, sin embargo, se ha manifestado a favor de la estrategia de la líder del partido naranja. “Me alegra ver que Cs empieza a mostrar con acciones valientes que quiere ser un partido útil para anclar España al centro”. Destaca que “lo raro era que, tras 25 años de gobierno del PP en Murcia (más Pujol) Cs no hubiera sido garantía de cambios antes”.

Roldán cree que, tarde o temprano, Cs tendría que presentarse ante la disyuntiva de contentar los votos “de un lado que no iban a volver” u optar por “volver a ser partido útil”.