Madrid

Díaz Ayuso le roba a Ciudadanos el 46,3 por ciento de sus votantes

PP y Vox sumarían 65 diputados y el bloque de la izquierda, 63. Aunque los naranjas se hunden, sus 8 parlamentarios serán claves

Thumbnail

Tanto la situación política como el momento benefician al PP de Isabel Díaz Ayuso de cara al adelanto electoral en la Comunidad de Madrid. Y es que los populares son los grandes beneficiados de la crisis que vive Ciudadanos, formación que se acerca peligrosamente a la línea roja del 5 por ciento del voto, a partir de la cual desaparecerían de la Asamblea madrileña.

Así se desprende de la última encuesta de NC Report para LA RAZÓN, la cual vaticina que el PP sumaría 16 escaños más que los obtenidos en 2019, situándose en 46, mientras que los naranjas perderían 18, quedándose únicamente con 8 diputados. Eso sí, el PP necesitaría sumar a Vox (19) y, al menos, lograr la abstención de Ciudadanos para gobernar, pues aunque el bloque de la izquierda no suma, los naranjas tendrían la llave de la gobernabilidad.

De momento, aunque cada vez más cerca, todavía está lejos ese deseo del PP de la Comunidad de Madrid de gobernar en solitario, para lo que necesitaría alcanzar los 69 escaños (la Asamblea ha pasado de 132 a 136 diputados). Pero este resultado a menos de dos meses de la ya sí confirmada cita con las urnas da alas a los de Ayuso.

El que más crece

En concreto, los populares pasan de un 22,2 por ciento de votos a un 33,2 por ciento, y de 30 a 46 escaños después de llevarse al 46,3 por ciento de los que votaron a Cs en 2019 (292.000 electores). Son 306.459 papeletas más las que cosecharían los populares si se celebrasen hoy los comicios, situándose como la fuerza que más crece respecto a las anteriores elecciones.

Es, además, la que más logra fidelizar a sus electores, manteniendo al 91 por ciento. Únicamente pierde un 4,6 por ciento, que optaría por Vox; un 3,9 por ciento, que se decantaría por la abstención, y un 0,6 por ciento, que elegiría la papeleta naranja.

Esos 46 diputados todavía le son insuficientes para alcanzar la mayoría absoluta, por lo que necesitaría de apoyos externos. Con Vox lo tendría más fácil, pero con Cs, en plena guerra tras las mociones de censura y el adelanto en Madrid, será tarea difícil, por lo que los planes de los populares pasan sí o sí por atraer a sus siglas a más votantes de Cs para no depender de ellos. O eso, o confiar en una abstención de los naranjas de cara a una investidura...

Vox también mejora

Los de Rocío Monasterio también mejoran sus resultados y se unen a ese «robo» de votantes a los naranjas. Así, pasan de 12 a 19 diputados y se hacen con 97.000 ex fieles de la formación liderada por Inés Arrimadas. De hecho, se sitúa como el segundo partido que más fieles conserva. Sin embargo, sus 19 escaños sumados a los 46 del PP les dejan a cuatro de la mayoría absoluta.

Así que de aquí al 4 de mayo el objetivo de Ayuso es seguir «desangrando» a Cs, que según este sondeo se deja 18 diputados (de 26 a 8), situándose en el 6,3 por ciento de los votos, acercándose peligrosamente a ese 5 por ciento mínimo de votos establecido para tener representación en la Asamblea. Desde las autonómicas de mayo de 2019 se han dejado por el camino un total de 435.188 votos.

De momento, los de Ignacio Aguado son los que menos votantes consiguen mantener (26,5 por ciento, uno de cada cuatro) y ven como el 46,3 por ciento de los que les votaron en 2019 se han marchado al PP y otro 15,4 por ciento (97.000) a Vox. Además, un 11 por ciento (69.000) optará por abstenerse en esta ocasión.

De juntarse PP y Vox sumarían 65 escaños, dos más que las tres formaciones de la izquierda, que se quedan en 63. De ahí que los 8 diputados de Ciudadanos sean, a día de hoy, claves para decidir el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid.

Bloque de la izquierda

De los tres, el PSOE es el único que mejora, pasando de 37 a 38 diputados (de un 27,3 por ciento a un 27,6). La formación de Ángel Gabilondo es la tercera que más votantes mantiene, con un 85,2 por ciento, aunque un 5,7 por ciento (50.000) se abstendrán en esta ocasión, un 2,6 por ciento (23.000) votará al PP y un 2,3 por ciento (20.000) elegirá por un lado la papeleta de Vox y, por otro, la de Más Madrid. El 1,2 por ciento optará por la de Unidas Podemos.

En el caso de Más Madrid, con la actual portavoz adjunta en la Asamblea, Mónica García, como candidata, la formación fundada por Manuela Carmena e Íñigo Errejón se deja dos escaños en un año y medio. En concreto, pasan de los 20 diputados que consiguieron en 2019 a 18, de un 14,7 por ciento de votos a un 12,8 por ciento.

En lo que se refiere a fidelización, Más Madrid conserva al 73,1 por ciento de los electores que confiaron en sus siglas en los anteriores comicios. De los que abandonan ese barco, el 11,6 por ciento (55.000) se abstendrá, mientras que un 8,8 por ciento (42.000) votará al PSOE. Otro 6,5 por ciento (31.000) elegirá la papeleta de Unidas Podemos.

Podemos, al límite

Esta última formación, la cual aún ha designado a un candidato (la opción de Isa Serra está a la espera de su recurso ante el Supremo tras ser condenada a un año y siete meses de prisión), logra mantener los siete diputados de 2019, pero con una ligera pérdida de votos (20.484), lo que les deja en un 5,2 por ciento de papeletas, muy cerca ya de ese peligroso 5 por ciento de margen para quedarse también sin representación en la Asamblea. En las anteriores elecciones se quedaron en el 5,6.

Con un 59,7 por ciento de fidelización, Unidas Podemos se coloca como la segunda formación que menos fieles logra mantener, siendo, además, la que más manda de todas a la abstención: un 23,2 por ciento (42.000 votantes). Un 9,4 por ciento (17.000) de sus electores elegirá ahora la papeleta de los socialistas madrileños, mientras que el 7,7 por ciento (14.000 papeletas) hará lo propio con la de Más Madrid.

Así las cosas, los 63 escaños que sumaría el bloque de la izquierda resultan insuficientes frente a los 65 que lograrían PP y Vox. Por eso, los 8 escaños de Ciudadanos son esenciales para decantar la balanza de un lado o de otro. Si optase por abstenerse, la derecha mantendría el Gobierno de la Comunidad. Pero si apoya un Gobierno del bloque de la izquierda, estos lograrían 71 diputados.

Pero la encuesta de NC Report también analiza el voto de los cerca de 114.000 jóvenes que se estrenarán en unas elecciones y que tienen como opción preferida al PSOE (27,2 por ciento). En segundo lugar se situaría el PP (22,8 por ciento), seguido de Vox (15,8) y Ciudadanos (12,3 por ciento). Mientras, el 10,5 por ciento de los nuevos votantes optaría por la papeleta de Más Madrid y el 8,8 por la de Unidas Podemos.