Iglesias dejará el Gobierno y disputará a Ayuso la presidencia de la Comunidad de Madrid

El vicepresidente anuncia que dejará su cargo como vicepresidente para presentar su candidatura como cabeza de lista de Unidas Podemos a las elecciones y propone a Íñigo Errejón una candidatura conjunta

Thumbnail

El adelanto electoral en la Comunidad de Madrid ha supuesto un terremoto en el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, que se enfrenta a una nueva crisis en el seno del Ejecutivo después del golpe de efecto provocado por el propio vicepresidente segundo con el fin de salvar a su partido de la desaparición en la capital.

Pablo Iglesias disputará a Isabel Díaz Ayuso la presidencia de la comunidad de Madrid. El vicepresidente de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha anunciado su salida del Gobierno de coalición –para presentar su candidatura como cabeza de lista de Unidas Podemos en las elecciones madrileñas del 4 de mayo. Una decisión que ya ha comunicado al presidente del Gobierno esta misma mañana y que provoca el adelanto de los cambios en el seno del Ejecutivo que Pedro Sánchez no pensaba acometer hasta dentro de unos meses -después del verano- cuando desde Sanidad cifran en un 70 por ciento la población vacunada contra la Covid, como ya adelantó este diario.

El vicepresidente asegura que es una decisión “muy meditada” y que “un militante debe estar ahí donde sea más útil” . Además, anuncia que propondrá a Más Madrid, el partido de su ex número dos, Íñigo Errejón, “una candidatura conjunta”. Asume el todavía vicepresidente que “no va a ser fácil porque hay muchas cicatrices” pero que el objetivo es “poner todo su corazón en construir una candidatura de izquierdas para impedir que la ultraderecha se apropie de las instituciones”. “Madrid necesita un Gobierno de izquierdas y creo que puedo ser útil”. ¿Su objetivo?, conseguir que la ultraderecha no gobierne en la Comunidad de Madrid. Desde Más Madrid, esta misma semana rechazaron el llamamiento a la unidad por parte de Izquierda Unida para presentar una candidatura conjunta. Sin embargo, el nuevo paso, obligará al partido de Íñigo Errejón a retomar la propuesta y en el caso de rechazarla, a buscar un buen argumento válido sobre su posición en contra de no aunar fuerzas a la izquierda frente a la fragmentación del electorado.

“Madrid está ante un enorme riesgo, que haya un gobierno de ultraderecha”, ha explicado para defender su decisión de implicarse de lleno en el escenario madrileño. “Lo he estado meditando mucho y hemos decidido que si los inscritos quieren, voy a presentarme a las próximas elecciones del 4-M”, ha explicado. A juicio del vicepresidente, “Madrid necesita un gobierno de izquierdas” y en ese argumento él se ve “útil para ayudar a ganarlo y liderarlo”.

De este modo, el vicepresidente del Gobierno, anunciaba en un vídeo remitido a los medios de comunicación, que ya le ha planteado el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que sea la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien ocupe el cargo de vicepresidenta segunda del Gobierno y que Ione Belarra quien le releve a él como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030.

La decisión tomada por el vicepresidente se ha cerrado esta misma mañana en una reunión de la Ejecutiva de Podemos, en la que se debatía la difícil situación a la que se enfrenta el partido morado en Madrid, hasta ahora liderado por Isa Serra, que se encuentra condenada a 19 meses de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos por un delito de atentado contra agentes de la Policía, dos de los cuales resultaron lesionados, y un delito de daños.

La decisión del vicepresidente segundo sorprendía al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Montauban (Francia), donde celebra junto a al presidente francés la XXVI Cumbre Hispanofrancesa. Tanto es así, que en la rueda de prensa conjunta que tendrá lugar después de la visita, el jefe del Ejecutivo abordará el movimiento estratégico de su socio de coalición.