Puigdemont reclama al TC que aparte a Conde-Pumpido de los recursos del “procés”

La defensa del ex president esgrime una conferencia en la que se pronunció sobre el desafío soberanista, su “amistad íntima” con el fiscal Zaragoza y que admitiera la querella por el 9-N

El magistrado del Tribunal Constitucional, y ex fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido
El magistrado del Tribunal Constitucional, y ex fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido

El ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont quiere apartar al magistrado del Tribunal Constitucional (TC) Cándido Conde-Pumpido de la decisión sobre los recursos contra la sentencia del “procés”. En un escrito remitido al Alto Tribunal, la defensa de Puigdemont considera que el ex fiscal general del Estado carece de la imparcialidad necesaria porque en una conferencia pronunciada en noviembre de 2017 “se alineó plenamente con todas y cada una de las tesis” de la Fiscalía en su querella contras los líderes soberanistas.

Una intervención en la que, según denuncia, el actual magistrado del TC “vino a afirmar la responsabilidad penal de los recurrentes en amparo por los hechos por los que son objeto de investigación”, lo que en su opinión le priva “del más mínimo atisbo de imparcialidad”.

En esa conferencia, Conde-Pumpido mostró su preocupación por “la pretensión de subvertir el Estado social y democrático de Derecho utilizando fraudulentamente la propia bandera de la democracia”. Y alertó de quienes “agitan esta bandera pretendidamente democrática para subvertir la Constitución” no se encuentran “en grupos marginales”, sino que “están cómodamente instalados al frente de las instituciones” e incluso en las “autonómicas”.

Al mismo tiempo, el magistrado del TC denunció entonces que unos comicios autonómicos “ilegalmente se reconvierten en un plebiscito independentista”. “Como penalista debería demostrar mi asombro -ironizó-ante uno de los descubrimientos más relevantes de la doctrina penal del siglo XXI: la promesa electoral como circunstancia eximente de la responsabilidad penal”.

“Amistad íntima” con el fiscal Zaragoza

Para la defensa de Puigdemont, con sus palabras se burló “con sorna” de una de las alegaciones de los condenados por el “procés”, quizá la más recurrente: que actuaron en ejercicio de sus derechos fundamentales y, en particular, del derecho de representación política, y en cumplimiento de un supuesto mandato electoral tras las elecciones del 27 de septiembre de 2015

Pero no solo eso, Gonzalo Boye, abogado del ex presidente de la Generalitat, invoca además la “amistad íntima” de Conde-Pumpido con Javier Zaragoza, uno de los cuatro fiscales del juicio del “procés”, quien como fiscal jefe de la Fiscalía de la Audiencia Nacional -recuerda- abrió las primeras diligencias para investigar las estructuras de Estado que creó el Gobierno catalán para afianzar el proceso independentista, y que serían el germen de la querella interpuesta posteriormente por el entonces fiscal general, el ya fallecido José Manuel Maza.

Además, Puigdemont esgrime que como fiscal general del Estado, Conde-Pumpido “designó o propuso la designación de la práctica totalidad de los fiscales que han intervenido en esta causa penal” como fiscales de Sala o del Tribunal Supremo: el propio Zaragoza, a quien atribuye una “decisiva implicación” en el procedimiento, Fidel Cadena y Consuelo Madrigal.

Intercedió por el juez Llarena ante el Gobierno

Asimismo, considera que incurre también en causa de abstención por haber trasladado supuestamente al Gobierno, a través del entonces ministro de Asuntos Exteriores Josep Borrell “que el Estado debía sufragar la defensa” del juez Pablo Llarena, instructor de la causa del “procés”, ante la jurisdicción belga por la demanda presentada contra él por Puigdemont, que finalmente sería desestimada.

Por último, para la defensa de Puigdemont “no resulta inocua la participación” de Conde-Pumpido, cuando era magistrado del Supremo, “en la adopción del auto de 12 de noviembre de 2014” por el que la Sala Penal admitió a trámite la querella contra el en esas fechas presidente de la Generalitat por la organización de la consulta soberanista del 9 de noviembre de 2014. Un asunto que, recalca, “cuando menos se encuentra estrechamente relacionado con el del objeto del pleito”.

“Cada uno de estos elementos, aisladamente considerados, quizá podría resultar insuficiente para poner en duda la apariencia de imparcialidad” de Conde-Pumpido -argumenta el letrado-. Pero la acumulación de todos ellos pone seriamente en duda esa imparcialidad objetiva en esta causa”.

De hecho, sostiene que la situación en que se halla Conde-Pumpido en relación con los recursos de amparo planteados por los condenados en las sentencia del “procés” es “análoga a la que en su día llevó a la abstención” del magistrado Antonio Narváez en 2018.

En su escrito, Puigdemont pide al TC entre otras diligencias que cite a declarar tanto a Conde-Pumpido como al fiscal Javier Zaragoza y al ex ministro Borrell.