Iglesias se estrella en las elecciones de Madrid: ni desbanca a Errejón ni suma con el PSOE para gobernar

El PP lograría 55 escaños, fagocita a Cs y se queda al borde de la mayoría absoluta si suma los 12 diputados de Vox

Thumbnail

La encuesta de intención de voto para las próximas autonómicas madrileñas encargada por LA RAZÓN a NC Report muestra el retorno electoral que el atrevido movimiento de Ayuso va a tener para el PP en esta región y, al mismo tiempo, las desastrosas consecuencias para Cs de lo que se pensaba un inteligente giro estratégico en Murcia. Si se materializaran finalmente las previsiones de este estudio demoscópico los populares se convertirían en la primera fuerza política con nada menos que 55 escaños, 18 más que el partido que ganó las últimas elecciones, el PSOE de Gabilondo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz AyusoJuan Carlos Hidalgo

Son 17,4 puntos porcentuales más que en las ultimas autonómicas de mayo de 2019, más de medio millón de votos más. Este resultado, en el que se constataría una reunificación del centro derecha por la vía de la fagocitación más que por la del pacto, dejaría a Isabel Díaz Ayuso, la actual presidente, a tan solo dos escaños de la mayoría absoluta si, como es previsible, llega a un acuerdo con Vox tras las elecciones. La lista de Rocío Monasterio lograría 12, los mismos que en 2019, lo que llevaría la suma hasta los 67 diputados, a dos, como se apuntó, de la mayoría absoluta que estará en los 69 en la nueva Asamblea. Paradójicamente, si Ciudadanos consuma su cambio de rumbo y decide apoyar a Gabilondo podría producirse un relevó en el ejecutivo regional, ya que PSOE, Más Madrid y Unidos Podemos sumarían 62 que junto a los 7 de Cs darían una ajustadísima mayoría absoluta en esta «coalición de perdedores».

El PSOE, como queda dicho, pasaría a ser la segunda fuerza más votada después de haber ganado la última cita electoral hace casi dos años. Concretamente se repetiría el número de escaños que en mayo de 2019 (37) a pesar de que el incremento de la población en Madrid ha hecho que la Asamblea pase de tener 132 a 135 diputados en total. Los de Gabilondo pierden un punto porcentual pasando del 27,3% al 26,3%, lo que vendría a significar unos 66.000 votos directos según estima la encuesta. Es también significativo un aspecto de los datos que arroja este estudio demoscópico: a pesar de ser el candidato de más edad y te cultivar una imagen «sosa, seria y formal», Ángel Gabilondo es el candidato preferido por el sector de votantes más jóvenes, los comprendidos entre los 18 y los 35 años.

El candidato socialista a las elecciones autonómicas madrileñas, Ángel Gabilondo
El candidato socialista a las elecciones autonómicas madrileñas, Ángel GabilondoRicardo Rubio

En efecto el PSOE lograría un 8,5% de los sufragios en esta grupo de edad frente a los 7,8% del PP y el 7,1% de Más Madrid. Aunque en realidad la gran triunfadora entre los votantes más jóvenes es la abstención con un contundente 62,4%, abultado porcentaje si se compara con el 27,3% de los votantes de más de 65 años que afirmaron que se abstendrán el próximo 4 mayo. Mantener su resultado general permite a Gabilondo, en cualquier caso, mantener sus opciones de gobernar al ser tan solo un poco más dependiente de hacia donde caiga la bisagra de Cs que, en principio, tendría una difícil explicación a sus electores si decide investir a un presidente votando lo mismo que Más Madrid y, sobre todo, Unidas Podemos con Iglesias al frente.

Más Madrid acusa la entrada de Iglesias en el cartel electoral pero lo cierto es que aguanta el tipo bastante bien. Pasan de tener 20 escaños a 13 pero la reconfiguración del espectro político en la región hace que pasen de ser la cuarta fuerza política a ocupar el tercer lugar tras el PP y el PSOE. Se dejarían 7 escaños y 5,1% en el porcentaje de voto pero lo peor –ser «sorpassados» por Iglesias– no ocurrirá según la encuesta de NC Report. En cuanto al partido de Iglesias, perdido hasta el momento en la irrelevancia, incrementaría su representación en la Asamblea en 5 diputados pero, como queda dicho, no se conseguirían ninguno de los objetivos que el aun vicepresidente se había marcado: ni ser determinante en la nueva aritmética electoral, ni superar a su némesis Errejón por lo que el saldo es claramente decepcionante.

Rocío Monasterio en la sede nacional de Vox en Madrid.
Rocío Monasterio en la sede nacional de Vox en Madrid.Jesús G. FeriaLa Razon

En cuanto a la formación que lidera Rocío Monasterio, aunque lejos de la gesta lograda en Cataluña, los resultados obtenidos les permitirían ser claves para Ayuso si quiere revalidar su cargo de presidenta de la Comunidad. Mantienen sus 12 escaños y apenas varían su porcentaje de votos (pasan del 8,9% al 9,2%). Es preciso señalar que entre Vox, Más Madrid y Podemos, la encuesta señala prácticamente un empate triple por lo que un puñado de votos podría alterar las posiciones en la que aparecen en el gráfico de la encuesta.

El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias
El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo IglesiasUnidas PodemosUnidas Podemos/EFE