La izquierda calienta el acto de Vox en Vallecas insultando a la prensa

Más de una hora antes de que comenzase el acto, el ambiente comenzó a caldearse entre simpatizantes y detractores de la formación de Abascal

Thumbnail

La extrema izquierda ya avisó de sus intenciones de boicotear el acto electoral de Vox de esta tarde en el madrileño barrio de Vallecas. Y así ha sido incluso antes de que diese comienzo con ataques e insultos a algunos de los periodistas que se encontraban en la plaza de la Constitución, más conocida como la “plaza Roja”. Entre ellos, Cake Minuesa, quien ha tenido que abandonar la zona escoltado por la Policía.

Ya desde las 18:00 horas el ambiente comenzó a caldearse cuando los operarios de la formación verde empezaron a montar el set en el que el presidente de Vox, Santiago Abascal, y la candidata a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, tienen previsto ofrecer su mitin.

Poco a poco ha ido llegando más gente con pancartas y banderas que no han dejado de gritar consignas como “¡Fuera fascistas de nuestros barrios!” o “Madrid será la tumba del fascismo. Todos llegados tras el llamamiento hecho por colectivos como “Vallekas Antifa”, “Bukaneros” o “Vallekas se defiende”.

Pero la tensión fue en aumento cuando los manifestantes han comenzado a insultar y acosar a los periodistas que se encontraban en la plaza para cubrir el acto y las protestas. Gritos de “hijos de puta” o “manipuladores” recibían a los informadores y uno de ellos, Cake Minuesa, ha tenido que abandonar el lugar escoltado por la Policía, mientras le tiraban objetos y no dejaban de increparle.

Fuerte despliegue policial

En la zona se ha desplegado un importante dispositivo policial para evitar incidentes y numerosos agentes tratan de impedir que los simpatizantes de Vox se encuentren con los manifestantes. Los primeros, los seguidores de la formación de Abascal, repiten consignas como “Vallecas también es España” o “Libertad, libertad”.

Vox ya denunció ante la Junta Electoral Central y la Delegación del Gobierno de Madrid las llamadas a “boicotear” el acto, citando expresamente al colectivo “Bukaneros”, y solicitó que se garantice su seguridad y derecho a realizar actividades políticas, informa Ep. De hecho, la Delegación de Gobierno autorizó a la formación a concentrarse manteniendo la distancia de seguridad y cumpliendo con las normas sanitarias, después de que Vox solicitara la celebración del acto al Ayuntamiento de la capital “fuera de plazo”.

A su llegada a la plaza vallecana, el secretario general de Vox y portavoz en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha asegurado que “estamos agradecidos de este recibimiento. A los cachorros de los comunistas, los de la bandera de la hoz y el martillo, les decimos que se les ha acabado el chollo, a partir de ahora el cinturón rojo es el cinturón verde”.