Una avería obliga al buque “Castilla” a regresar de su misión en el Cuerno de África

Un fallo en un eje fuerza a la Armada a alistar otro barco para enviarlo a la “Operación Atalanta” contra la piratería en el Índico

El buque de Asalto Anfibio "Castilla"
El buque de Asalto Anfibio "Castilla"GOBIERNO GOBIERNO

El Buque de Asalto Anfibio (BAA) “Castilla” de la Armada, que se encuentra participando en la “Operación Atalanta” contra la piratería en el océano Índico, se ha visto obligado a regresar a España tras sufrir una avería. Así lo ha confirmado esta misma noche el Estado Mayor de la Defensa (EMAD) en un comunicado, en el que asegura que el fallo sólo puede ser reparado en territorio nacional.

En concreto, el buque se encontraba en el área del Cuerno de África, donde está la zona de operaciones de “Atalanta”, cuando ha detectado una avería en uno de sus ejes. Tras las comprobaciones iniciales la dotación del “Castilla” ha confirmado que “la reparación de esta avería requiere la entrada en dique”.

Por este motivo, el buque ha puesto rumbo a la base naval de Rota (Cádiz) extremando las precauciones para evitar más problemas durante la larga travesía.

Según informa el EMAD, la intención es, “a la mayor brevedad” alistará un buque desde la base gaditana con el objetivo de reemplazar cuanto antes al “Castilla” para así poder continuar con la participación de la Armada en esta operación contra la piratería en el Cuerno de África, al frente de la cual está desde el pasado mes de febrero un oficial general español, el vicealmirante Eugenio Díaz del Río.

Solo un buque italiano en la zona

Hasta que otro barco español regrese al área de operaciones, en la zona únicamente permanecerá la fragata italiana “Carabiniere”, que también participa en esta misión de la Unión Europea. Y es que al marcharse el “Castilla” también se va el helicóptero embarcado en el buque y el dron “ScanEagle” también destacado en él. Eso sí, se mantiene como apoyo aéreo el avión de vigilancia marítima español que, con base en Yibuti, contribuye a controlar desde el aire cualquier embarcación sospechosa de piratería.

El “Castilla” partió a finales del pasado mes de enero de su base de Rota para participar en “Atalanta”, operación en la que iba a estar desplegado hasta el próximo mes de junio. A bordo, una dotación de algo más de 270 efectivos, todos ellos bajo las órdenes del capitán de navío Eduardo Guitian Crespo. Este buque relevó a la Fragata “Reina Sofía”.