Detenido el joven que propinó una patada a un agente de Policía en el acto de Vox en Vallecas

La Brigada de Información mantiene una investigación en marcha para arrestar a los otros implicados

Thumbnail

Agentes de la Brigada de Información de la Policía han detenido en Madrid a un individuo d 21 años al que se le acusa de haber agredido a miembros de las UIP durante el mitin que Vox celebró en el barrio de Vallecas la semana pasada, según han informado a LA RAZÓN fuentes policiales. Su nombre de pila es Alejandro y no le constan antecedentes. Nacido en 1999, se mueve en el entorno de “Los Bukaneros”.

El arrestado, según las mismas fuentes, fue identificado gracias a grabaciones y fotografías realizadas por la propia investigación, las publicadas en los medios de comunicación y las redes sociales.

En los disturbios resultaron heridos un total de 20 agentes de la Policía

Momento de la agresión al agente de Policía
Momento de la agresión al agente de PolicíaLa RazónLa Razón

Tres grupos fueron los que, fundamentalmente, protagonizaron los incidentes fueron los Bukaneros, los ultras del Rayo Vallecano, que fueron los más numerosos; Distrito 104 y Vallekas Antifa, según fuentes de la investigación.

En los momentos de mayor afluencia, llegaron a reunir a 500 personas, lo que demuestra su escaso poder de convocatoria. Sin embargo, al protagonizar actos violentos contra las Fuerzas de Seguridad y, en este caso, contra los dirigentes y militantes de Vox, parece que su fuerza es mayor.

Esa agresividad es la que obliga a realizar los despliegues policiales en función de la amenaza que pueden protagonizar, por lo que, de alguna manera, logran su objetivo de que la opinión pública visualice su estrategia de que “las calles son nuestras” y “tenemos que echar a los fascistas”, englobando en este término a todos los que no piensan como ellos.

Al celebrarse el mitin en Vallecas, los que iniciaron las movilizaciones fueron los del barrio, los Bukaneros y los “Antifa”, que inundaron las redes sociales con llamamientos. El Distrito 104 no tardó en sumarse. Este grupo se define como “colectivo asambleario, revolucionario anticapitalista, antifascista y antipatriarcal que actúa en Aluche”.

“Día tras día, el capitalismo desahucia, encarcela y asesina a la clase obrera, intentando eliminar la mínima resistencia a su poder. Por eso, ante el ascenso del fascismo como herramienta capitalista, hace falta más que nunca la organización y la lucha para combatir al enemigo ¡ORGANÍZATE Y LUCHA!”, proclaman.

Por lo que respecta a los de Vallecas, de similar corte antisistema, lanzaron mensajes explícitos contra el dirigente de Vox, Santiago Abascal y los participantes en el acto. “Nos odian durante todo el año, por eso, en Vallekas, no son gratos” o “Vallekas, vuestro estercolero multicultural favorito, os espera”; «Ni en las urnas ni en las calles. Fuera fascistas de nuestros barrios»; y otros similares. Se trata de grupos minoritarios pero que, al menos en este caso, han encontrado “cobertura política” a través de los mensajes lanzados desde Podemos, en especial por parte de Juan Carlos Monedero.

A unos individuos tan fanatizados, que no les hacen falta mucho apoyo, este tipo de mensajes les amplían las motivaciones para ponerse en marcha. Es como si se consideraran una especie de “vanguardia” de la izquierda política.

Se suelen reunirse en casas “okupadas” donde discuten lo que van a hacer y planifica las acciones contra los que consideran sus “enemigos fascistas”.

La Brigada de Información de Madrid de la Policía Nacional (BIP) realiza un constante seguimiento de estos grupos por el peligro que suponen para el mantenimiento del orden público. Muchos de sus miembros están ya fichados por haber sido detenidos en varias ocasiones o por ser los que habitualmente protagonizan las algaradas.

Se trata de colectivos que se mueven en la alegalidad, lo que les permite difundir sus mensajes sin mayor problema salvo que incurran en algún delito, como los de odio, momento en el que los agentes, de acuerdo con la autoridad judicial, pueden intervenir.

A los “Bukaneros”, “Antifas” y “Distrito 104” se unieron elementos anarquistas que no faltan a ninguna convocatoria en Madrid en la que se presuma que va a haber enfrentamientos con las Fuerzas de Seguridad. Normalmente, como pasó el miércoles, se concentran en un lugar distinto al de los convocantes y, cuando lo estiman oportuno, se suman al “lío”.

Este conjunto de individuos, se han marcado, como uno de los objetivos a corto plazo, tratar de llevar la violencia a las calles de Madrid ante la convocatoria electoral del 4-M. Los mensajes que, desde ámbitos políticos, se lanzan contra la presidenta Ayuso y el PP; y contra Vox, les cargan de “razones” para actuar.