Reconstrucción en 3D de un crimen vinculado a la mafia calabresa en Murcia

El Departamento de Escena del Crimen de Criminalística de la Guardia Civil ha elaborado un informe que desautoriza la versión de la novia de un integrante de la ‘Ndrangueta, que fue ejecutado en su presencia

Reconstrucción del asesinato de Giuseppe Nirta
Reconstrucción del asesinato de Giuseppe NirtaLa Razón

Era 9 de junio de 2017. Y hacia las 22.00 horas Cristina Elena, muy alterada, llamó de urgencia a un amigo para informarle de que su novio, Giuseppe Nirta, había recibido varios disparos. Esta persona cercana a la pareja alertó de forma inmediata al número de Emergencias 112, que junto a varios agentes se desplazaron al paraje de El Charcón, en el municipio murciano de Águilas (Región de Murcia), en el que esta mujer convivía con un ciudadano italiano.

Esta mujer relató después que una persona desconocida se había acercado por detrás cuando ambos salieron del coche para abrir el portón de acceso a la finca en la que está situada la vivienda, y disparó a Nirta a bocajarro numerosas balas. Cristina Elena, según declaró, se llevó las manos a la cabeza y mientras oía las detonaciones logró escabullirse, pero sin llegar a ver al sicario que había disparado siete veces a su novio. El último de los proyectiles impactó de forma frontal en la cabeza de este empresario, que perdió la vida.

Al lugar del suceso se desplazó una patrulla de la Policía Local de Águilas, una de la Guardia Civil y una unidad Móvil de Emergencias del Servicio Murciano de Salud, que encontraron al hombre tendido en el suelo con siete impactos de bala.

Investigado por Anticorrupción

La Guardia Civil descubrió que este ciudadano italiano, que entonces tenía 52 años, era hijo de un capo de la hoy dominante ‘Ndrangheta (mafia calabresa). Además, tenía abierto un procedimiento en un Juzgado de Cataluña y la Fiscalía Anticorrupción española le seguía los pasos.

El relato de los hechos de Cristina Elena no fue creíble para la Guardia Civil, pero tampoco para el juez que investigó el asesinato. Según su versión, el sicario se había presentado con la cara tapada y rápidamente levantó una pistola a la altura de la cara. Y mientras este disparaba ella logró huir al campo, y esconderse tras unos matorrales, en los que permaneció agazapada, con las rodillas pegadas a su pecho, para que no la pudiera encontrar el asesino de su novio.

Reconstrucción del asesinato en Águilas (Región de Murcia) de Giuseppe Nirta
Reconstrucción del asesinato en Águilas (Región de Murcia) de Giuseppe NirtaLa Razón

Sin embargo, los informes periciales del Departamento de Química del Servicio de Criminalística han puesto de manifiesto que la ropa de Cristina Elena tenía restos de los residuos del disparo. En concreto en la camiseta y a la altura de los bolsillos delanteros del pantalón.

“Muy convincente”

En el mismo sentido, el abogado defensor de Cristina Elena, Evaristo Llanos, aseguró que su defendida “había estado muy convincente. No tengo ninguna duda de que su relato es verídico”, dijo el letrado, según la información publicada por el diario “La Verdad de Murcia”.

Reconstrucción del asesinato en Águilas (Región de Murcia) de Giuseppe Nirta
Reconstrucción del asesinato en Águilas (Región de Murcia) de Giuseppe NirtaLa Razón

Pero otro informe de la Guardia Civil, este del Departamento de Escena del Crimen del Servicio de Criminalística, al que ha tenido acceso LA RAZÓN, contradice el relato de los hechos de la novia de Giuseppe Nirta. Los agentes utilizan herramientas informáticas de última generación para reconstruir los asesinatos con infografías en tres dimensiones (3D), y así ejemplificar mejor cómo se produjo el crimen.

«Existen incompatibilidades con el estudio realizado por este Departamento y el de Balística y Trazas Instrumentales, ya que teniendo en cuenta tanto la posición de los casquillos en la escena como la posición del fallecido, la situación del supuesto autor sería distinta a la declarada por la investigada”, especifica el informe de la Guardia Civil.

Reconstrucción del asesinato en Águilas (Región de Murcia) de Giuseppe Nirta
Reconstrucción del asesinato en Águilas (Región de Murcia) de Giuseppe NirtaLa Razón

La segunda incompatibilidad, prosigue el documento policial, “es la posición de Cristina Elena respecto al tirador para que le pudiera afectar la nube de residuo de disparos a las manos y las prendas que portaba. La distancia existente entre la boca de fuego y donde manifiesta encontrarse, sería mayor de la distancia que podía recorrer la nube de residuos de los disparos, y además debe tenerse en cuenta el obstáculo que constituye el vehículo”, concluye el informe del Departamento de Criminalística, elaborado el 7 de agosto de 2020.

Arrestado en Albania

Esta mujer acabó en prisión, y también fueron imputadas varias personas por ayudar a salir de España al presunto sicario, Giulano B, otro ciudadano italiano que fue arrestado en Albania y extraditado a España.

Cuando ocurrió el asesinato de Águilas, el sospechoso disfrutaba de un permiso carcelario dentro del cumplimiento de la pena de prisión que le había sido impuesta por su participación en el tráfico de dos toneladas de marihuana descubierto en la misma población murciana.

Permaneció en prisión durante más de un año. Sin embargo, las pesquisas están hoy, casi cuatro años después de la ejecución de Nirta, en punto muerto. No hay pruebas para imputar ningún delito al supuesto sicario, por lo que el juez decretó el sobreseimiento de la acusación contra él. Y por eso han decaído las acusaciones contra un grupo de personas que fueron imputadas por haber ayudado a este último a escapar de España hacia Albania con documentación falsa.

Imagen en 3D que representa al presunto sicario, al asesinado y a su novia
Imagen en 3D que representa al presunto sicario, al asesinado y a su noviaLa Razón

Cristina Elena también ha permanecido año y medio en la cárcel de forma provisional, pero desde hace unos meses está libre con medidas cautelares, que le obligan a presentarse todos los días ante una autoridad judicial o policial.

Un “capo” de la mafia

El padre del asesinado en esta localidad murciana es el considerado “capo” de un clan de la ‘Ndrangueta, Giuseppe Nirta, quien fue arrestado en Italia en 2008 por sus vinculaciones con la delincuencia organizada. Fue acusado de homicidio y asociación mafiosa.

Según la información que facilitaron entonces las autoridades italianas, el clan Nirta de la ‘Ndrangheta estaba involucrado en una matanza que se produjo en Duisburgo, al Oeste de Alemania, donde el 15 de agosto de 2007 fueron asesinadas en la puerta de una pizzeria seis personas, consideradas miembros de la familia rival de los Pelle-Vottari.

El padre de Nirta fue acusado del homicidio de Bruno Pizzata, de 59 años, en enero de 2007 en San Luca, dentro de la guerra con los Pelle-Vottari, que según cuentan las crónicas periodísticas en 2008 se inició en 1991 con un lanzamiento de huevos, que evolucionó hacia una pelea callejera que terminó con dos muertos de los clanes mafiosos.

La mujer del padre

Maria Strangio, la mujer de Giovanni Nirta, el padre del ejecutado en Águilas, también habría sido asesinada en diciembre de 2006, lo que habría desencadenado la conocida como la venganza de Duisburgo.

En estos momentos, en Italia se está celebrando un macrojuicio contra 350 personas integrantes de la ‘Ndrangheta, la mafia con mayor pujanza en este país.

En diciembre de 2019, unos 2.500 ‘carabinieri’ participaron en una macrooperación que se saldó con la detención de más de 300 presuntos miembros de la mafia, en una ofensiva sin precedentes desde la década de los ochenta. Entre los detenidos había políticos, abogados y empresarios. Se les imputan delitos de asociación mafiosa, asesinato, posesión ilegal de armas, tráfico de drogas y usura.