Las Administraciones comienzan a recuperar el dinero de la “Gürtel”: ya han recibido 1,3 millones

Hacienda ha ingresado 871.201 euros del patrimonio de Luis Bárcenas y del empresario Antonio Villaverde Landa

Luis Bárcenas durante el juicio de la Caja B del PP que se celebra en la Audiencia Nacional
Luis Bárcenas durante el juicio de la Caja B del PP que se celebra en la Audiencia Nacional FOTO: Ballesteros AP

Las administraciones públicas perjudicadas por la actividad del grupo criminal liderado por Francisco Correa ya han comenzado a cobrar las indemnizaciones a las que fueron condenados a pagar los integrantes de la trama “Gürtel”. Así consta en una diligencia de ordenación del pasado 14 de abril, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, que informa de que diferentes instituciones públicas ya han recibido 1.316.794 euros.

En relación a las indemnizaciones reconocidas a favor de la Hacienda estatal, la Audiencia Nacional le ha expedido ya mandamientos de pago por un total de 871.201 euros. Esta suma se ha obtenido gracias a los abonos realizados por Luis Bárcenas (151.924 euros); la mujer del ex tesorero del PP, Rosalía Iglesias (5.945 euros); y Antonio Villaverde Landa (713.332 euros).

En el caso de Bárcenas, indica la resolución, “está pendiente de minorarse en la cuantía que se determine en ejecución de sentencia correspondiente al IRPF de 2007, de lo ingresado con motivo de la declaración tributaria especial de la empresa Tesedul”.

216.874 euros de Correa

Las Administraciones públicas también han recibido 216.874 euros de Francisco Correa; 32.007 euros de Pablo Crespo y 36.000 euros de Carmen Rodríguez Quijano, la ex mujer de Correa.

La diligencia de ordenación del Servicio Común de Ejecutorías Penales de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional también alude al cobro en beneficio de otras administraciones públicas, y especifica: “Constan entregados los mandamientos de pagos expedidos a favor de la Comunidad Autónoma de Madrid por importe de 2.496 euros [abonados por el condenado José Javier Nombela] y a favor del Ayuntamiento de Majadahonda por importe de 133.628 euros [pagados por el Partido Popular]”.

El escrito ordena, además, que se expidan “los mandamientos de pago aún no entregados” a otras entidades perjudicadas. En concreto se refiere al Ayuntamiento de Estepona (267 euros de Francisco Correa y Pablo Crespo); al Consistorio de Majadahonda (los 133.628 euros del PP más las responsabilidades civiles de otros condenados, por un total de 344.207 euros); al Patronato del Monte del Pilar (3.464 euros); al Ayuntamiento de Madrid (21.294 euros); a la Comunidad de Madrid (un total de 72.563 euros); y al Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón (1.299 euros).

Madrid, Pozuelo y Estepona

Para pagar estas cantidades la Audiencia Nacional ha acordado dirigirse a los Ayuntamientos de Madrid, Pozuelo de Alarcón y Estepona para que aporten un certificado de la cuenta bancaria a la que se transferirá el importe que se refiere en las condenas.

Precisamente, la Sección Segunda de la Sala Penal de la Audiencia Nacional ha solicitado a las autoridades de Suiza el desbloqueo de las cuentas de los cabecillas de la trama corrupta, para así repatriarlo a España. El ex tesorero del PP Luis Bárcenas, Francisco Correa, Pablo Crespo e Iván Yáñez poseen en conjunto 50 millones de euros, con lo que deberán hacer frente a las responsabilidades económicas a las que fueron condenados en el juicio de la “Época I” del caso “Gürtel” y que ascendían a más de 58 millones de euros.

En un auto, adelantado por LA RAZÓN, los magistrados remiten a las autoridades suizas los consentimientos otorgados por los cuatro condenados para el desbloqueo de sus cuentas en aquel país, a fin de que sean transferidos a la cuenta judicial del tribunal español “para su aplicación a las responsabilidades pecuniarias a que han sido condenados en el presente procedimiento”.

4,7 millones decomisados

En el escrito se especifica que la suma decomisada hasta el momento a los cabecillas de la trama corrupta es de 4.797.369 euros. Siendo 2.436.965 euros de Correa, 496.877 euros de Crespo, 1.263.527 euros de Bárcenas y 600.000 euros del testaferro Iván Yáñez.

Además, se recuerda que sumadas las responsabilidades civiles, los comisos y las multas, las cantidades objeto de condena en el caso de Bárcenas ascienden a 36,2 millones de euros; para Correa suman un total de 11,3 millones; en el caso de Iván Yáñez 6 millones y en el de Crespo 5,1 millones.

La Sala indica que en el caso de quedar alguna cantidad sobrante una vez satisfechas todas las responsabilidades pecuniarias a que han sido condenados, esta debe quedar a disposición de los demás procedimientos abiertos contra los citados penados que tengan su origen en las mismas diligencias en las que se ha acordado el bloqueo por las autoridades suizas.

Juicio de la Caja B del PP

Estos pagos de los condenados se producen mientras se lleva a cabo en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares (Madrid) el juicio por el caso de la “Caja B” con la que el PP habría pagado parte de las obras de remodelación de su sede nacional en la madrileña Calle de Génova.

Además, en la pieza separada de Boadilla del Monte (Madrid) dos de los cabecillas –Francisco Correa y Pablo Crespo-, un ex diputado del PP en la Asamblea madrileña y un empresario han reconocido su implicación en la trama.

Los dos últimos que han confesado sus delitos son el ex consejero delegado y miembro del Consejo de Administración de Teconsa José Luis Martínez Parra, quien ha reconocido que entregó 1,8 millones a la organización criminal liderada por Francisco Correa a cambio de obras de las administraciones públicas del PP.

Alfonso Bosch Tejedor

El segundo es el ex diputado del PP de Madrid Alfonso Bosch Tejedor, quien ha enviado un escrito a la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional reconociendo haber cometido doce delitos.

En el documento, Bosch confiesa ser “autor” de los delitos que le imputa la Fiscalía Anticorrupción y solicita que se modifiquen las penas que se piden atendiendo las circunstancias derivadas de su confesión, colaboración y reparación del daño.