Ayuso quiere cerrar la campaña en Las Ventas si prohíben los toros

En el equipo electoral del PP barajan que el mitin final sea en los alrededores de la simbólica plaza si se ejecuta la prohibición de la corrida del 2 de mayo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante la firma de un protocolo para la promoción y protección de la tauromaquia como patrimonio cultural en la plaza de toros de Las Ventas en Madrid
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso durante la firma de un protocolo para la promoción y protección de la tauromaquia como patrimonio cultural en la plaza de toros de Las Ventas en MadridFernando AlvaradoEFE

El 2 de mayo es una fiesta de gran simbolismo para los madrileños porque representa el levantamiento contra el opresor, las tropas de Napoleón, dando inicio a la Guerra de Independencia.

El grito de «Libertad», que ahora ha convertido en el lema de su campaña la presidenta madrileña y candidata a las elecciones del 4 de mayo, Isabel Díaz Ayuso.

El 2 de mayo coincide justo con el cierre de la campaña electoral en la comunidad de Madrid, y la traca final para la estrategia popular puede ser la ejecución de la prohibición del Ministerio de Sanidad de que se celebre la Gran Corrida Goyesca, autorizada por la Comunidad de Madrid con la justificación de dar un espaldarazo al sector de la tauromaquia, tan perjudicado por la pandemia.

La apertura de la plaza supone un coste de 125.000 euros, que se pensaba cubrir con el coste de las entradas, atendiendo a las restricciones de aforo, y gracias al gesto de los toreros, que han renunciado a cobrar.

Este gesto de apoyo al sector taurino entra en campaña para mediar en la batalla entre el PP y Vox por el voto de los aficionados. Pero, además, en el equipo electoral de los populares creen que ésta puede ser la «bala» definitiva que apuntale su mayoría en las urnas.

Las encuestas confirman hasta ahora que la estrategia de confrontación ha sido más beneficiosa para ella que para el presidente del Gobierno, y, como dicen en su círculo, cada vez que se opone a una decisión del Gobierno, o que éste le da motivo para defender el mantra de la «libertad» frente a las restricciones, «ganamos nuevos votos».

Toros el 2 de mayo

El tema de los toros, justo el 2 de mayo, «puede ser decisivo, y convertirla en una Manuela Malasaña». «Ya puestos, casi es hasta mejor que la corrida se prohíba y Ayuso pueda reivindicarse como la madrina de todas las víctimas de este nuevo veto», por motivos sanitarios.

Sanidad prepara nuevas restricciones para esta nueva desescalada en pleno proceso de vacunación y la propuesta de la ministra Carolina Darías plantea una especie de semáforo para limitar también los eventos multitudinarios mientras no se alcance la inmunidad de rebaño con un 70 por ciento de vacunados, objetivo que el Gobierno de coalición mantiene que se cumplirá a finales de agosto.

Por el nivel de incidencia, la prohibición de Sanidad afectaría al regreso de los toros a Madrid. Ayuso ha asegurado que el 2-M, día del cierre de campaña, habrá toros, pero el contexto incluye otras variables que son decisivas.

El Gobierno de la Nación es quien puede prohibir grandes concentraciones en virtud del decreto de alarma y por eso está preparando estas nuevas restricciones para espectáculos al aire libre. La plaza de toros es competencia de la Comunidad de Madrid, pero el Gobierno central sí puede interferir por cuestiones de salud pública. Y, de hecho, ya se ha anunciado la suspensión de los toros en Sevilla por las medidas sanitarias exigidas por el Gobierno de la Nación.

La Junta andaluza se queja y acata. En Madrid, el contexto electoral da otra relevancia a lo que significará lo que pase el 2 de mayo en la Plaza de las Ventas. Por eso ya hay quienes en el equipo electoral del PP empiezan a dar vueltas al golpe de efecto que supondría que, si la corrida se suspende, la presidenta baje el telón de su campaña en tan simbólico escenario. «Respetando todas las normas en la plaza que rodea a Las Ventas». Y si hay corrida, sin duda que Isabel Díaz Ayuso no dejará pasar tampoco la oportunidad para reivindicar la apertura de la plaza como otro gesto más de victoria frente a la «opresión» del Gobierno central.

Entrevista de Ferreras a Díaz Ayuso

Ayer, en una entrevista con Antonio García Ferreras, en Al Rojo, la presidenta madrileña aseguró que mantendrá el toque de queda a las 23 horas tras el fin del estado de alarma, así como la limitación de aforos y las reuniones en los domicilios solo a los convivientes. Y en el caso de que decaiga el estado de alarma, pedirán amparo a la Justicia para que respalden sus medidas.

Hay consenso jurídico en que el toque de queda, por la limitación a derechos fundamentales, sólo puede implementarse si sigue activo el toque de queda. Debate contaminado por la campaña electoral, y al que el Gobierno de Sánchez deberá enfrentarse antes del 9 de mayo, cuando vence el estado de alarma que hoy está en vigor.

En la entrevista en Al Rojo, en La Sexta, la candidata sí rechazó el cierre de la actividad económica y de la hostelería porque no paraliza el virus y provoca que se celebren fiestas ilegales y que los ciudadanos se sigan buscando las maneras para verse.

En ese sentido, abogó por intentar que «conviva todo» y mantener abierta la hostelería porque no solo son las copas, sino que detrás hay «transportistas, proveedores, taxistas, dueños de comercios que nutren a esos bares y comerciantes». «Los bares y restaurantes son mucho más que cachondeo». sentenció la presidenta madrileña.

Todavía queda campaña y en el PP sí preocupa, dentro del optimismo, que en el camino haya incidentes que afecten a la estabilidad de su mapa demoscópico o que ayuden a sacar a la izquierda de su letargo. «Lo de Vox y los menas es pasarse de frenada».

La Fiscalía investiga el polémico cartel contra los menas en la estación de Renfe de Sol.